G + Followers

miércoles, 6 de febrero de 2013

UNOS CONSEJOS INTERESANTES



Aquí tienes algunas razones por las que los hombres dicen que no, y lo que puedes hacer para que vuelva a decir: ¡Sí!

1. Sufre depresión: "La depresión clínica es una de las principales causas de muerte del deseo sexual en los hombres". Los hombres de todas las edades, incluso los adolescentes, pueden experimentar un bajón en las relaciones sexuales cuando están luchando contra este trastorno.
En cuanto al rol de la pareja en estos casos,  recuerda que hay que tener en cuenta que la depresión clínica es una enfermedad física y no una debilidad de carácter. Lo que puedes hacer: ayudar a tu pareja a entender mejor la depresión y cómo puede afectar a vuestra relación. El Centro de Adicciones y Salud Mental, por ejemplo, tiene algunos consejos sobre cómo solucionarlo.
Aunque los antidepresivos son muy eficaces en el tratamiento de la depresión, también pueden contribuir al desinterés sexual. Por eso, la clave aquí es la paciencia.
Es posible que tu pareja quiera ir al médico, sin embargo, si se da cuenta de que el tratamiento está interfiriendo con su deseo sexual no querrá seguir adelante. Ahí es dónde entras tú, tranquilizándole y apoyándole para que gane confianza.

2. Sus niveles de testosterona son bajos: "Cuando un hombre supera los 40, sus niveles de testosterona comienzan a disminuir". "Entonces un hombre perderá gradualmente su potencia sexual. Pero a veces pueden perder la testosterona muy rápidamente". Esta condición se refiere a veces como andropausia, y viene con síntomas que incluyen pérdida de energía, los síntomas depresivos y la libido baja.
Lo que puedes hacer: Si sospechas que tu pareja está experimentando algunos de los síntomas asociados con la andropausia, anímale a ir al médico y ofrécele la posibilidad de que se haga una prueba de testosterona para determinar si los niveles bajos son los culpables de su falta de deseo.

3. Tiene problemas de erección: Aunque la disfunción eréctil y la eyaculación precoz son problemas comunes, según asegura nuestro experto, un hombre que experimenta estas dificultades pueden alejarse de su pareja por miedo a decepcionarla o que piense que es menos hombre.
Lo que puedes hacer: Hablarlo con tu pareja para que no haya malentendidos y resentimiento. Reforzar su autoestima y decirle con mucha delicadeza algo como: "Sabes que te quiero pase lo que pase... Vamos a encontrar una solución".

4. Está estresado: Preocuparse por el trabajo puede modificar el estado de ánimo de cualquiera, sobre todo en los hombres que equiparan el éxito profesional con la autoestima. "En estos casos sienten que no van a ninguna parte, que no van a lograr nada en su carrera y entran en una espiral negativa en la que el sexo no tiene lugar", explica el terapeuta.
Lo que puedes hacer: Discutir la situación fuera de la habitación. "Antes de acostarse, no es el mejor momento para entablar una conversación profunda", resalta David. Buscad un buen momento para charlar sobre lo que está pasando en vuestras vidas. Pregúntate si hay algo que puedas hacer para apoyarle.
5. Está agotado: ¡Piénsalo! Estar un poco cansado para hacer el amor después de un día de duro trabajo es lo más normal. Así que si tu pareja dice que está demasiado cansado para el sexo, puede que lo esté realmente.
Lo que puedes hacer: No tomarlo como algo personal. Según McKenzie, en un 98 por ciento, la falta de interés sexual de los hombres no tiene nada que ver con sus parejas. En lugar de mostrarte herida o enojada, conversa sobre lo que está pasando en su vida para que él esté tan cansado. Si el problema persiste durante más de seis semanas, es el momento de pensar en conseguir la ayuda de un terapeuta o médico.

6. Vas demasiado rápido: Si hace poco que estáis saliendo y rechaza una invitación tipo "entra a tomar una copa", podría querer decirte que no está listo para acostarse contigo.
Lo que puedes hacer: Reducir la velocidad podría ser una señal de que quiere conocerte mejor antes de hacerlo físico. Tómatelo con calma y ten en cuenta que ellos también tienen otras cosas en su cabeza. A pesar de los prejuicios y mitos, ellos son seres emocionales también, y quieren algo más que sexo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar