G + Followers

domingo, 3 de febrero de 2013

LLÉNAME DE TI.

EL
Hola Amig@s.
Estupenda noche de sexo de sábado que disfrutamos Ella y Yo y que paso a relatar lo mejor que pueda.
23:00h, aproximadamente, ya relajados de un día de muchos quehaceres, obligaciones y demás parafernalia de una vida como la de cualquier pareja, tumbados en la cama en sentido contrario al normal y boca abajo y ojeando el ordenador portátil para leer la prensa, noticias y enterarnos de lo mal que está el mundo, hasta aquí todo normal.
Mientrás ella leía y me iba contando la actualidad, yo me dediqué a observar su hermoso culo por encima del pantalón del pijama que llevaba puesto, con delicadeza empecé a bajárselo un poco más allá de la cintura, de tal forma que podía observar el nacimiento de sus nalgas y de su espalda, no contento con observar, me dediqué a explorar y acariciar, el territorio que quedaba ante mis ojos, muy despacio, con los dedos entrando más allá de donde me alcanzaba la vista. Pronto llegó la excitación de Ella, que para ese momento ya no tenía atención a las noticias, regalándome pequeños y silenciosos gemidos que me ponen más cachondo de lo que estaba; poco a poco acerqué mi cara a sus nalgas y fuí llenándolas de besos y recorriéndolas con mi lengua caliente y húmeda, a la vez que introducía mis dedos en las cavidades cada vez más mojadas que Ella entregaba a mi mas absoluto control. De un salto, me bajé de la cama, y puesto en pié le quité el pantalón, el cual me impedía el libre acceso a todo aquello que Ella ponía mi disposición, me senté sobre sus piernas y me lanzé a mordisquear su espalda, sus hombros y su nuca, a la vez que con mis piernas, abría las suyas y con los dedos frotaba la entrada de su vagina, empadada de juguitos que sin gritar, pedían a voces que me metiera en Ella sin contemplaciones, lo cual hice de un solo empujón y profundamente, arrancando el primer orgasmo de la preciosa mujer con quien tengo la inmensa suerte de hacer el amor cada vez que nos apetece. Este, fué uno de los múltiples orgasmos que disfrutamos esta noche, en un intercambio de posturas, penetraciones, sexo oral, caricias y juegos, que nos llevaron a terminar extenuados, y empapados el uno del otro en plena madrugada, para acabar abrazados dulcemente y charlando unos minutos antes de dormirnos muy abrazados y muy pegados el uno al otro para no perder tiempo a la hora de despertarnos y continuar haciendo el amor, pero esto.... será otro capítulo.

Feliz día, y muy feliz.... sexo.

1 comentario:

  1. Hummm eso sí es un dia feliz.
    Bella historia...
    Hay más para cuentarnos?

    ResponderEliminar

Comentar