G + Followers

jueves, 28 de febrero de 2013

'' ÉL.... ELEFANTE''

''ÉL ELEFANTE'' 


Hola, tal y como Ella os había prometido en el post de ayer, aquí me tenéis ''enseñando el elefante'', algo que normalmente solo ''enseño'' en privado a Ella, y que debido al comentario... hoy me veo casi obligado a hacerlo público ante la ''enorme demanda de peticiones'', jajajajaja.
¿Que os parece?, no me digais que no es simpático al menos.

Bueno Andrea, pues aquí está ''el animalito'' famoso.... jejejeje.
Besos...

miércoles, 27 de febrero de 2013

UNA MAÑANA DE AMOR CUALQUIERA (ELLA)

Buenos días!!

Soy feliz. Soy feliz, soy feliz y soy feliz. Hoy me he levantado con mucha fuerza y muchas ganas (hasta de trabajar!!) y como estoy muy inspirada, os voy a contar una mañana cualquiera de mi vida con Él.

Aproximadamente hacia las 05:30 a.m. suelo despertarme con Él pegado a mi espalda y su erección llamando a mi puerta (toc, toc, toc...), sonrío. 

-buenos días cariño- me dice.
-mmmmmmmm buenos días- respondo y me giro para mirarle y darnos un besito, el primero de muchos a lo largo del día.
-qué tal has dormido?
-bien cielo, y tú? (sabiendo lo que va a contestarme).
-regular (quiere decir mal, en realidad)
-vaya...lo siento mi vida.
-llevo un buen rato mirándote como duermes, me encanta.
-y a mí me encantas tú.

Generalmente nos quedamos un rato abrazados para terminar de despertar (yo) mientras nos acariciamos. Me acaricia la cintura, la cadera, sube hacia mis pechos y poco a poco, baja hacia mi vagina, muy poco a poco, con mucha suavidad, retrasando el momento de llegar a mi clítoris, excitándome a tope. No sé si lo he dicho ya, pero tiene unas manos muy suaves, preciosas y saben acariciar muy bien. Me quedo muy quieta mientras espero sus dedos en mi botoncito, ya llega...ya. Me estremezco, sus dedos se pasean por mi rajita mojada, la recorren entera y se detienen en mi clítoris. Lo frota, lo acaricia, suave, más rápido...empiezo a mover mi pelvis y Él sabe lo que quiero, mete dos dedos y los mueve con una habilidad tremenda que me lleva al primer orgasmo de la mañana. Me relajo, acaricio su pene grande y duro, le masturbo suavemente, más rápido, su respiración se agita cada vez más, quiere penetrame. Se sube encima de mí (mmmmmmmmm Dios...adoro tenerle encima de mi cubriéndome con todo su cuerpo, acariciando su espalda, su nuca...). Entra en mí, me erizo, me contraigo, me corro de nuevo...Me besa, juega con su lengua en mi boca. Se mueve otra vez, suave, es elegante, es elegante hasta para follar, controla su pene para darme mucho placer, no es egoísta, siento que tiene ganas de correrse pero quiere que yo lo haga una vez más.

-vamos nena, córrete otra vez...
-quiero esperarte, quiero correrme contigo...

Estas palabras lo avivan, gime...se mueve más rápido...yo quiero esperarle pero no sé si puedo...me llega y al intentar retrasarlo, el orgasmo es más intenso...

-me voy a correr nena, cariño...me corro...
-Dios...y yo contigo...
-ahhhhhhhhhhhhhhhh me corro cariño....me corro...
-te amo, te amo mi vida, te amo....

Siento las sacudidas de su polla y su leche caliente entrar en mi cuerpo, mientras se aprieta fuertemente contra mí y completamente relajados nos quedamos un rato abrazados recuperando la respiración.

No quiero, pero el reloj me indica que tengo que levantarme e ir a la ducha. Él siempre se levanta conmigo aunque tenga que ir más tarde a trabajar, para preparar el desayuno. Cuando termino de asearme, está en la cocina con todo preparado. La felicidad es máxima, mi hombre trasteando en la cocina, tan guapo, tan varonil, el olor del café y de las tostadas...Le asalto por detrás y le abrazo, le levanto la camiseta para besarle la piel y le lleno la espalda de besos, le meto mano una vez más, le adoro, cada día me enamora más. Desayunamos y repasamos las cosas que hay que hacer, lo que hay que comprar...me obliga a llevarme una manzana para el mediodía, me acompaña a la puerta y se queda mirándome mientras espero el ascensor y...!ME HACE EL ELEFANTE! jajajaja. ¿Sabéis lo que es "hacer el elefante"? Pues es sacar los bolsillos del pijama a modo de orejas y la pilila por la hendidura del pantalón, a modo de trompa y así, con una gran sonrisa, me voy a trabajar.

Que tengáis un día estupendo. BESOS.

lunes, 25 de febrero de 2013

QUE GUSSSSTO EMPEZAR EL LUNES ASÍ...



Esta mañana antes de levantarnos de la cama, nos dimos los buenos días, como hacemos siempre, con un besito dulce y tierno, pero yo estaba muy excitado, mi polla estaba dura por el roce de la noche con el culito de Ella y me apetecía tener un ratito de sexo antes de empezar el duro Lunes.

Entonces le llevé su mano hacia mi pene.

-Tócalo, frótalo, siéntelo.

Ella no se resistió a que le llevara su mano a mi polla luego hizo lo que le dije y me lo empezó a frotar.

-Así, así amor. Sigue.

Empezó a masturbarme muy despacio, primero con dos dedos por el glande y luego con toda la mano agarrando mi verga dura.

Al rato, le saqué la mano de mi pene y me eché boca arriba.

-Chúpamela mi cielo, por favor, chúpamela. Ella acercó su cabeza lentamente y se metió todo el capullo en la boca. Con mis manos acompañaba el movimiento de su cabeza. Me encanta como me la chupa mi chica, sentir su lengua en mi pene me ponía muy muy cachondo, hasta que la paré sin decirle nada y me senté al borde de la cama.

-Ven mi amor, te quiero follar aquí.

Ella se acercó mirándome muy lascivamente, se sentó en mí suavemente y sentí como mi pene la perforaba delicadamente.

-¡OH!-solté un quejido.

Ella me miraba muy sensual, -así mi amor, me encanta tenerte así- le dije- ahora muévete.

Ella empezó a moverse, empezó a subir y bajar.

-Así, así, así…-le decía.

Ella empezó a gemir y a hacer gestos de placer.

-Ay mi amor, ¡no pares! ¡Sigue! Yo le empecé a agarrar las nalgas y le empecé a meter un dedo en el culito y Ella lo recibió con una exclamación de placer, así que empecé un mete y saca también con el dedito.

-Aaaaaahhhh…

Ella empezó a gemir descontroladamente. ¡Me haces correrme muchooooooooooo!. Yo ya estaba al borde del orgasmo. Ambos empezamos a gemir, gritar y a poner gestos de tremendo placer.

-¡Ay! ¡Que rico! -Me decía ella.

-¡Sigue follándome! – le gritaba yo.

-¡Aaaaay! -¡que me corro mi vida!

Al momento del orgasmo le apreté las nalgas con fuerza y seguí metiendo mi dedo en su agujerito

-¡Que rico! ¡Métemelo más!- me pidió.

Yo lo hice y así nos corrimos los dos, explotando en un orgasmo conjunto que llenó la habitación de gemidos de placer.

Luego nos quedamos descansando abrazados hasta que nos dimos cuenta de que la hora se nos echaba encima y tuvimos que salir corriendo de la cama a la ducha, ya veréis como un día de estos llegamos tarde a nuestros trabajos….

domingo, 24 de febrero de 2013

5 cosas a evitar durante la relación sexual.


Aleja los complejos: Aprende a mejorar tu autoestima y a aceptarte tal cómo eres. Una de las peores cosas que puedes hacer durante el sexo es dejar de hacer cosas o inventar actividades por lo que pueda decir o pensar tu pareja. ¡Desinhíbete!
Evita las comparaciones: Si tu pareja está contigo es porque le agradas, así que nunca te compares con sus ex, o trates de que sea mejor en la cama que otras personas con las que has compartido momentos íntimos.

No presumas: Durante el sexo déjate llevar y no presumas tus dotes eróticos, mejor demuéstralos y trata de enfocarte en que los dos disfruten del momento.

No tengas en cuenta el tiempo: Presionar a tu pareja durante el sexo es uno de los peores errores que se cometen, así que olvídate de preguntar si ya llegó al orgasmo o si le falta mucho. Recuerda que cada quien tiene su tiempo.

Olvídate de las inseguridades: Es mejor que te dejes llevar durante el sexo y no preguntar a cada minuto si la posición le gusta a tu pareja, si está cómoda o que te expliquen cómo quieren hacerlo. Simplemente déjate llevar y disfruta del momento. ¡No lo arruines con tantas preguntas!

Esperamos que os sean de utilidad.


sábado, 23 de febrero de 2013

FOLLANDO ANTES DE IR DE COMPRAS.


Ayer por la tarde íbamos a salir a hacer unas compras, pero como nos suele ocurrir, un roce lleva a un beso, un beso a una mano que se va a un pecho, la otra mano al trasero, un beso más largo y ya con la lengua dentro y una erección considerable que se deja ver sobre el pantalón y que es el anuncio de que se avecina un polvazo. 
Le pedí a Ella que se tumbara boca abajo sobre la mesa dejando las piernas fuera. Así, de esta manera, quedaba justo a mi altura… Ella sonreía maliciosamente, parecía estar disfrutando mucho de la situación y se tumbó. Yo le separé los muslos con cuidado. Su soberbio culazo quedaba ahora a la altura de mi cara.
Primero te voy a preparar un poquito,… le dije… Hazme lo que quieras Cariño, me contestó.
Y allí estaba yo, separando las nalgas de mi chica… Su ojete estaba ahí sonrosado, redondo, brillante… Y pasé de esperar más. Enterré mi cara entre sus nalgas y le fui lamiendo todo lo que encontraba por la zona … Ella estaba disfrutando mucho, porque se le escapó un gemido y un suspiro. Yo seguía, ensalivando, apretando, comiendo… Llevaba un buen rato cuando oí su voz…!! Paraaaa, para  y dame lo que estoy deseando, dámelo ya ¡¡.
Me levanté. Tenía mi polla  a punto de reventar, con el glande muy rojo y todo congestionado. Ella se apoyaba con sus manos en la mesa con la cabeza ligeramente girada y me enseñaba su cara de malicia. Tenía cara de deseo y placer… Si conocierais a Ella comprenderíais porque tenía los huevos a punto de reventar, me encanta mi chica y me excita. Subí su camisa hasta  el cuello, dejando su espalda al aire. Y apoyé la punta de mi pene en su ano. Solo apoyada. Que sintiera el contacto. Y comencé a deslizar la lengua por su columna. Cariño…, le decía mientras lamía- ¿Lo quieres? ¡Siiiiiii, siiiiii…!¿Quieres que te folle? ¡Siiii, por favor…métemelaaaaa!- decía con una voz que me vuelve loco. ¿Dime…que quieres que te haga Cariño… ? ¡Métemelaaaaa por favor,  no me tengas así…fóllameee!
Comencé a apretar. Por momentos notaba como su esfínter se dilataba y comenzaba a engullir mi polla. Desde ese mismo momento comenzó a jadear y gemir.
Poco a poco su ojete iba tragando mi pene . Por fin, mis pelotas golpearon su coñito y mi vientre, sus nalgas. Ella jadeaba  y se agarraba a la mesa dando pequeños gemidos mezcla de placer y pequeño dolor por la invasión de su estrecha zona.
Entonces comencé  a meterla y sacarla… su recto estaba caliente, resbaladizo, Ella estaba en un estado de máximo clímax, así que la solté de los hombros y agarrando su rubia melena, tiré de ella con fuerza pero sin hacerle daño y comencé a follar muy fuerte su precioso trasero, Ella comenzó a gemir y a jadear…¿Te gusta Cariño? Y  entre gemido y gemido…me decía….¡Si, si, si, siiiiiiii…!.
Le solté el pelo y con mis manos agarré sus dos muslos, cerré los ojos y comencé a respirar para no correrme, para aguantar un poco. El sudor me corría por la cara y ardía en deseos de correrme y llenarla de semen, de repente, oí la voz de Ella…me corro, me corro…! Y no pude aguantar más, descargué en su interior un buen chorro de leche, al tiempo que me corría Ella jadeaba y apretaba los dientes para no gritar. Y poco a poco iba vaciándome en ella. Un par de minutos hasta que dejé de eyacular y Ella se quedó respirando y jadeando sobre la mesa. Sin separarme, me tumbé sobre su espalda y separándola el pelo, le di un besito en la mejilla.
Os aseguro que nos fuimos de casa con temblor de piernas a hacer esas compras.

viernes, 22 de febrero de 2013

7 TIPOS DE ORGASMOS


7 Tipos de Orgasmos


El orgasmo es la culminación del placer sexual que no dura más de doce segundos. Los hombres no suelen tener problemas con alcanzarlo. En el caso de las mujeres existen algunas dificultades.

Los varones mencionan tener un orgasmo en cada acto sexual, en tanto que solo el 35 por ciento de las mujeres a nivel mundial dicen experimentar uno, en cada relación; sin embargo, ellas pueden tener varios orgasmos consecutivos.

Las mujeres pueden llegar a alcanzar diferentes tipos de orgasmo.

Orgasmo clitorial. En la zona donde se unen los labios menores se encuentra el clítoris, principal órgano de placer de las mujeres. El clítoris tiene, aproximadamente, el mismo número de terminaciones nerviosas que el pene; sin embargo, la penetración vaginal no suele ser suficiente; por tal motivo, la forma oral o por medio del tacto pueden ayudar a su estimulación.

Orgasmo vaginal. Este tipo de placer es poco común. Para obtener este placer suele influir el tamaño y grosor del pene ya que mientras más enérgica sea la penetración es más facil estimular el útero y el cerviz.

Orgasmo anal. Para alcanzar este tipo de placer debes tener en cuenta que se requiere de muchos juegos previos, relajación y lubricante. No sólo la penetración estimula el ano, también el tacto y el sexo oral.

Punto G. Al estimular esta área rugosa, ubicada en la pared frontal de la vagina, se puede llegar a profundos e intensos orgasmos. Se puede obtener gran placer con el tacto pero también existen diversas posiciones sexuales para estimularlo como el “misionero” y la posición del “perrito”.

Punto U. Aunque muchos no lo crean, a través del tracto urinario se puede obtener un orgasmo. La mejor forma es hacerlo mediante técnica manual, ejerciendo presión sobre la uretra; y de forma oral, envolviendo el labio inferior con los dientes.

Orgasmo en senos. Los senos y los pezones son un punto de gran exitación.

Orgasmo mental. El poder de la mente es más fuerte que cualquier cosa. En 1992, un grupo de investigadoresrealizaron un experimento en el que demostraron que el “orgasmo mental” motiva el incremento de presión sanguínea, acelera el corazón y se dilatan las pupilas. Para llegar a este orgasmo sólo basta tener imaginación y dejar que la mente haga el resto.



EL PUNTO G DEL HOMBRE


Punto G Masculino




El punto G masculino:

¿Los hombres también lo tienen? ¿Sabes dónde y cómo encontrarlo?…

Cuando se habla del punto G masculino, nos estamos refiriendo a su próstata. Una glándula, del tamaño aproximado de una nuez, que los hombres tienen en el interior de su vientre, bajo la vejiga, que aporta una buena parte del contenido líquido del semen en cada eyaculación.


¿Resulta fácil localizar el punto G de los hombres?

Puede accederse a la próstata a través del ano. Introduciendo un dedo cubierto con un condón lubricado, y traspasado el esfínter anal, se llega al recto.

A unos cuatro o cinco centímetros de profundidad, en su pared anterior (la que mira al pene) se encuentra un abultamiento como de un centímetro de espesor que se corresponde con la próstata. Explorándolo con el dedo puede advertirse que la próstata parece estar dividida en dos lóbulos separados por una línea central que se encuentra orientada verticalmente.

¡Ese es el llamado punto G masculino!

La próstata tiene terminaciones nerviosas que si se estimulan con una suave caricia, se puede provocar una erección. Sin embargo, eso no significa que el hombre esté psicológica y sexualmente excitado. Es una reacción refleja medular sin mayor contenido erótico.

Naturalmente, si una pareja ya se encuentra manteniendo un encuentro íntimo, y como consecuencia de la excitación él ya tiene una erección, con ese suave masaje puede conseguirse que la rigidez del pene se haga más firme. Lo que unido al estímulo que supone el propio dedo sobre el esfínter anal (rico en esas mismas terminaciones nerviosas), puede ocasionar un incremento del placer erótico del hombre.

Pero, cualquier masaje, suave o intenso, de la próstata debe realizarse con sumo cuidado. Habitualmente esos masajes se realizan desde la periferia hasta la zona central. Exprimiendo la próstata de esa manera se puede conseguir la expulsión del líquido prostático que se parece en parte al semen; emisión que sólo vagamente puede recordar a una eyaculación (por la escasa fuerza con la que sale el fluido).

Estos masajes ‘en frío’ se practican en las consultas urológicas y se emplean para analizar el líquido prostático. Pero la secreción que producen no se parece a una eyaculación propiamente dicha porque tiene un carácter más bien rezumante que de expulsión a presión.

Otra cosa bien distinta es lo que sucede cuando se estimula simultáneamente al pene (sea por el procedimiento que sea) y a la próstata (que incluye siempre la estimulación del esfínter anal). En tal caso, se suman las sensaciones que se le proporciona al pene y la que se ocasiona en el esfinter del ano al intentar estimular la próstata. Y como resultado de eso, los hombres encuentran en esa actividad un valor sensorial añadido.

Existen ocasiones en las que el hombre se encuentra muy excitado (estando con su pareja, por ejemplo) y es posible que el masaje desencadene una contracción del músculo que rodea a la próstata, con lo que el líquido prostático se proyectará al exterior a presión, como sucede en las eyaculaciones.

Incluso es posible que tales contracciones despierten de un modo reflejo las del resto de los músculos genitales masculinos (deferente, vesículas seminales, recto, pene), y estimulen el reflejo eyaculatorio completo. Dado que tales contracciones musculares suelen vivirse como muy placenteras, el sujeto podrá sentir sensaciones próximas al orgasmo o un orgasmo completo, según las circunstancias. Pero el orgasmo no está garantizado en esta actividad.

Lo que sí resulta más frecuente es que el estímulo simultaneo del pene (vaginal, oral, manual…) y de la próstata acumulen sensaciones y ocasionen en el momento del orgasmo un placer ‘diferente’. Algunos lo definen, simplemente, como ‘extraño’; otros más optimistas lo describen como algo ‘fantástico’. Pero tales declaraciones dependen mucho de la subjetividad de cada persona y del momento. A los hombres se les puede proporcionar más placer o un placer diferente acariciándoles la zona anal y la próstata.

Los orgasmos estimulando el punto G masculino son diferentes

Es verdad que la sensación producida por el masaje de la próstata puede ser distinta a la de un orgasmo obtenido mediante el simple estimulo del pene. Y esa diferencia vendrá dada probablemente (es un tema que aún no está suficientemente estudiado) por la intromisión ocasionada por el dedo que se encuentra introducido en el ano.

Durante el orgasmo se producen contracciones rítmicas del esfínter anal, habitualmente sobre el espacio vacío del mismo. Pero cuando hay algo dentro (un dedo, un vibrador…), tales contracciones se producen entorno a él y el tono muscular de la contracción varía. Es probable que esa variación sea la que se vive como diferente, como sucede con los orgasmos femeninos: son desiguales cuando se producen durante la masturbación con la vagina vacía, que cuando esta se encuentra llena con algo (dedo, pene, vibrador…).

En definitiva, a los hombres se les puede proporcionar más placer o un placer diferente acariciándoles la zona anal y la próstata. Sólo en contadas situaciones la sola estimulación de su punto G ocasiona orgasmos. Porque…, no se puede confundir eyaculación con orgasmo. La primera puede acontecer sin la segunda.

jueves, 21 de febrero de 2013

COMO CONSEGUIR MAS PLACER AL TENER SEXO


Creemos que el sexo nunca debe ser doloroso o incómodo, ni física ni emocionalmente. Si bien pueden haber momentos incómodos y más cuando se trata de una pareja estable donde la confianza nos hace rodarnos, girarnos y probar cosas nuevas para romper la rutina sexual más allá de un simple encuentro efímero, esto debe sobreponerse de inmediato y no convertirse en el pan de cada día para ninguno de los participantes, mucho menos para la mujer.

Buscando el problema ¿Quieres aprovechar al máximo tus encuentros sexuales? No te pierdas estos consejos para tener más placer durante el sexo.
Si ponemos atención a nuestros hábitos durante el acto sexual es más fácil identificar qué es lo que nos puede estar causando alguna especie de traumatismo o dolor. Como mencionaba antes, las mujeres somos mucho más sensibles, ya que nuestra anatomía es más delicada que la de los hombres y si a esto le sumamos que tardamos más en excitarnos entonces podremos responder muchas cuestiones sobre el tema del sexo.
Hacer el amor es más que un intercambio de fluidos corporales. A mí siempre me ha gustado hablar con mi pareja, compartir lo que me gusta o disgusta e igual él, y esto hace que nos conectemos más como pareja. Por lo que creo que este es el principal ingrediente de todo acto sexual, la comunicación.
Cómo disfrutar más del sexo
De nada sirve hablar de posturas o afrodisíacos si no compartimos con él o ella lo que está funcionando y lo que no. Ahora sí, entramos en el tema del aumentar el placer femenino, así que toma nota.

Posiciones sexuales
Procura posturas donde tú lleves el ritmo y el control, no tanto para que te vuelvas una dominatriz, sino porque es más fácil que de esta manera no sientas dolor con una penetración profunda o sorpresiva y así ambos disfrutarán del sexo.

Juego previo
Relájate, disfruta y pídele a tu pareja que te dé el tiempo de ponerte en su misma sintonía. Los juegos previos como besos, caricias, sexo oral y demás variedad te dejarán lista para una penetración mucho más suave.


Juguetes sexuales
El uso de juguetes o demás condimentos está permitido, siempre y cuando te sientas cómoda y de acuerdo. Nunca hagas nada sólo por complacer o a la fuerza, pero eso sí, también tómate el tiempo de experimentar junto a tu pareja cosas que a ambos agraden y beneficien su relación.


Relajarse

Nuestro cerebro es el principal órgano sexual así que libera tu mente por completo al tener sexo. Muchas veces a las mujeres nos cuesta desconectarnos un rato de las tareas y estamos pensando en qué hacer de comer, la ropa que tenemos que lavar o el porte que hay que entregar, todo esto mientras nuestros hombres se esmeran en vano, pues no hay algo más antisexy que el que nuestra pareja esté en otro canal durante el acto sexual.
Así que ya lo sabes, comunícate con tu hombre, experimenta, relájate y disfruta, ¿te parece?

ACARÍCIAME...ÁMAME SIEMPRE


5:30 a.m. Me despierta una luz. Él está mirando el móvil, no puede dormir. La pasada noche fue algo rara…preocupaciones. Cosas normales. Tardé en dormirme, no soporto que esté preocupado, no sé qué hacer ni que decir que le reconforte.

Se da cuenta de que estoy despierta y se acerca a mi cuerpo. No me dice nada, casi ni buenos días, pero lo dice todo; se aprieta contra mí, fuerte. En nuestro código particular me dice “estoy aquí cariño, como siempre, nada ha cambiado entre nosotros”. Me acaricia, me erizo entera, me acaricia, me erizo…pasa una mano muy suavemente por todo mi costado derecho y nota como tengo la piel de gallina. El muslo, la cadera, la entrepierna, el costado…suave, muy suave. Llega al pecho derecho, me lo cubre entero con su mano y la deja ahí un ratito. Me giro hacia él y continúa con el costado izquierdo: muslo, entrepierna, cadera, cintura, pecho. Me coge el pezón y lo aprieta un poquito mmmmmmmmm, aprieta más y empiezo a sentir la humedad acumulándose en mi vagina y las ganas de tener dentro esa erección que estoy acariciando con mi mano. La ropa empieza a desaparecer y la excitación aumenta. Enseguida se sube encima de mí y poquito a poco invade mi vagina, poco a poco, haciéndome disfrutar de todo su deseo. Me penetra profundamente y ya siento la llegada inminente de mi primer orgasmo. Me dejo llevar para que fluya libremente y me libere de la tensión. Seguidamente juega con mi vagina, con la punta de su pene acaricia la entrada de mi cuevita, más despacio, más rápido “vas a hacer que me corra otra vez, cariño”  me contesta con esa voz ronca y varonil, que me vuelve loca “ya sabes que es lo que quiero, córrete otra vez  para mí, nena” Me penetra nuevamente de forma profunda y vuelvo a sentir otra oleada de placer. Noto que va a terminar, quiero quedarme quieta para disfrutar de su orgasmo, quiero aguantar sin correrme de nuevo, pero no puedo, me resulta tan irresistible que exploto de nuevo y Él, conmigo. Ya relajados, le devuelvo todas las caricias que me ha regalado y durante media hora, me dedico a decirle con las manos lo mucho que le quiero.

Buenos días a tod@s.

Ella.

miércoles, 20 de febrero de 2013

PASIÓN A PRIMERA HORA


Esta mañana, Ella se levantó de la cama un poco antes que yo para ducharse e ir a trabajar, como yo normalmente cuando  se despierta, también lo hago, me levanté para ver que hacía. Estaba en la cocina empezando a prepararse el café, me acerqué por detrás y le di un beso muy suave en los labios, al cual Ella respondió con otro, muy intenso y apasionado, mostrando sus ganas de volver a la cama, y al  momento nuestras lenguas estaban jugando entre sí.
Seguimos besándonos en la cocina y mis manos ya ansiosas de deso, comenzaron a acariciar su cuerpo por encima del vestido, Ella no hacía nada, solo besarme y temblar de pasión y anhelo sexual. Mis manos apretaron sus nalgas pegando su cuerpo contra el mío donde pudo sentir que mi bulto estaba ya muy duro, me excitaba mucho la situación, seguimos besándonos y yo pasé a acariciar sus tetas por encima de la fina tela, estaban duras y se notaban su pezones, bajé de nuevo mis manos y comencé a meterlas por debajo del vestido acariciando sus piernas hasta llegar a sus nalgas donde metí las manos por los lados de sus braguitas. Ella  acariciaba mi espalda, besaba mi cuello y mis orejas despacito, cuando notó que intentaba acercarme desde atrás con mi dedo hasta su raja, se acercó a  mi oreja y me dijo: Estoy toda mojada como si fuera la primera vez que me metes mano, le di un beso en la boca y le respondí, pues eso es lo que más me gusta del mundo, y puse mi mano en su coño por encima de las bragas pudiendo notar que era verdad lo que decía, su prenda íntima estaba empapada, ella soltó un gemido y buscó con su mano mi paquete acariciándolo sobre el pantalón e intentando liberarlo.
Yo quité mi mano de allí y comencé a bajarle el vestido y la fui desnudando hasta poder ver sus tetas, que me vuelven loco, cuando lo hice comencé a pasar mi lengua desde su base hasta llegar a su pezón y cuando lo tocaba notaba como se retorcía, estaba realmente muy caliente y a mí me estaba poniendo más todavía.
Estuve largo rato chupando sus pezones y mientras lo hacía metí mi mano entre sus piernas acariciando su coño de arriba abajo lo cual agradecía soltando más jugos, quité del todo su vestido y bajé sus bragas, quería tenerla completamente desnuda, Ella también quitó mi camiseta y bajó mi pantalón de pijama quedándome solo con los boxers, que también estaban manchados de líquidos por mi excitación. En un abrir y cerrar de ojos pasamos de la cocina a la habitación donde la tumbé en la cama y me puse encima de Ella comenzando a besar todo su cuerpo desde su boca hasta sus pechos, su vientre, subía con mi lengua lamiendo el interior de sus muslos y cuando llegué hasta su rajita cerró las piernas, intentando resistirse para aguantar un poco más el orgasmo inminente. Separé un poco sus muslos y comencé a comérmelo despacito, cuando llegué hasta su clítoris puse mis labios sobre el, lo apreté con la punta de mi lengua y Ella tuvo su primer orgasmo.
Cuando se recuperó me quitó la ropa y luego se subió encima de mi acomodándose sobre mis piernas. Tomó mi pene con su mano y comenzó a masturbarme. En ese momento volví a sentarme,  y besé sus tetas, chupando sus pezones. Me tomó por los hombros y me tiró otra vez en la cama, y cogiendo mi  pene lo colocó en su vagina. Puso sus manos sobre mi pecho y comenzó a acariciarme al tiempo que empezó a cabalgar sobre mí. Yo la cogí por las caderas y la apreté con fuerza,  transmitiéndole el deseo y la excitación que me transmitía. Seguía cabalgando a toda velocidad, gimiendo y retorciéndose de placer. En esta postura alcanzó unos cuantos orgasmos, hasta que de pronto, sentí que iba a correrme y se lo dije,  Ella retiró mi pene de su vagina y se agachó acercando sus tetas, en ese momento descargué todo mi chorro de semen sobre sus pechos y su barriga brillantes por el sudor de aquella cabalgata infernal,  su mano seguía sosteniendo mi polla que aún estaba eyaculando el poco semen que quedaba dentro de mí. Al sentir el líquido tibio sobre su piel, soltó mi pene y con sus manos, esparció mi leche por todo su cuerpo, obligándonos a meternos en su caso, otra vez en la ducha… Cualquier día… llegamos tarde al trabajo. 

martes, 19 de febrero de 2013

UN RATITO DE SEXO...


La pasada noche nos íbamos a la cama, cansados por haber disfrutado de un ajetreado y divertido día, pero enseguida comenzamos a acariciarnos y rozarnos mutuamente al llegar a la habitación, con lo que se veía venir un ratito de sexo antes de irnos a dormir. Mi lengua empezó a buscar la de Ella, abrazándose y retozando dentro de nuestras bocas. La agarré del culo, apretándola contra mí, haciéndome notar sus pechos en el mío. Una de mis manos fue hacia una de sus tetas, amasando y pellizcando su pezón que empezaba a ponerse duro. Ella gemía mientras me mordisqueaba el cuello, la mandíbula y los labios. La tumbé en la cama, apretando mi erección contra su coño a la vez que se le escapaba un gemido. Hábilmente me quitó la camiseta y la tiró al suelo y yo, para acompañarla, hice lo mismo con la suya, liberando esas tetas que tantas ganas tenía de besar. Hundí la cara sobre ellas y las lamí y mordisqueé, a la vez que Ella gemía tímidamente y me volvía a agarrar del cuello, subiendo las caderas, como pidiéndome más. Empecé a bajar con mi boca, hacia su ombligo, mientras mis manos, desabrochaban el botón de sus pantalones vaqueros y ,una vez conseguido, tiré de ellos junto a sus braguitas, que fueron a hacer compañía a nuestras camisetas en el suelo. Mi boca seguía bajando, en círculos, deteniéndose en su pubis, y rodeándolo tomando un pequeño desvío al interior de sus muslos, mientras Ella, con sus gestos, me pedía más. Mi cabeza estaba entre sus piernas, deleitándose mi nariz con su aroma vaginal y mi boca sedienta, no podía aguantar más sin beberla. Con la punta de mi lengua, recorrí su alrededor hasta que finalmente dí con su clítoris. Ella emitió un gemido, tirando de mi cuerpo suavemente hacia si. Introduje un dedo en su coño y lo acompañé de movimientos acompasados. Noté su tensión, cuando sus piernas apretaron suavemente mi cabeza, y retuvo el aliento durante un momento dejando en la habitación un susurro de orgasmo. Desabroché mi pantalón y saqué mi polla, Ella bajó de la cama, sin dejar de clavar sus ojos en los míos y rodeó mi polla con sus manos, arriba y abajo, en un masaje de lo más placentero. De mi boca salió un gemido ronco cuando su boca reemplazó sus manos. Entraba y salía con rapidez, su lengua ágil se retorcía y jugaba alrededor de mi pene. Noté que pronto me iba a correr si dejaba que siguiera, de manera que me retiré de su boca y la senté otra vez en la cama, cerca del borde, y entré en ella despacio, saboreando el placer de su coño. Sus manos se apoyaron en mis hombros, marcándolos con sus uñas en cada embestida. Empecé a subir el ritmo, entrando y saliendo cada vez más rápido y más fuerte. Se volvió a tensar, apretó sus piernas contra mis caderas y, sin dejar de clavarme su mirada, estalló alrededor de mi polla, que tampoco supo esperar y la acompañó en su orgasmo llenando su vagina húmeda, de mi leche caliente. Nos fundimos en un largo beso y nos dormimos abrazados y enroscados el uno al otro.

lunes, 18 de febrero de 2013

FANTASIAS SEXUALES Y SU SIGNIFICADO

¿Os identificais en alguna de estas fantasías?
¿Os atreveis a contarnos alguna?

Dejar vuestros comentarios abajo.


1. Sexo con extraños
Si en tu sueño erótico mantienes una tórrida relación con un extraño, como un presentador de la tele o el vecino del quinto piso con quien jamás has cruzado una palabra, no pienses que se debe a que esa persona te atrae.
Más bien significa que quieres algo que ellos tienen, como un mejor puesto de trabajo o ser más simpático o guap@.

2. Sexo oral
Colocar algo dentro de la boca en tu sueño puede significar una necesidad o deseo de tener una forma más poderosa de comunicarte en tu vida cuando estás despierto.
Las personas que no practican el sexo oral pero sin embargo sueñan con el, significa que podrí­an relacionarse con una comunicación agresiva, ya sea que se trate de alguien con quien deban interactuar en su vida o la forma en que impacta en los otros la forma en que ellos hablan.

3. Tú eres infiel
Tener un sueño en el que eres infiel a tu pareja con alguien conocido puede reflejar que te sientas algo culpable en la vida real. No tienes por qué haberle puesto los cuernos realmente, pero quizás has coqueteado con otra persona o has dejado que te seduzcan.

4. Sexo con una persona famosa
El significado es muy personal, sucede mas comúnmente en personas que tienen idolos muy fuertes, si eres de esas chicas las cuales se ha formado por 2 dias para conseguir boletos para tu artista favorito seguro te ha pasado, esto no significa mas que las ganas y posiblemente una pequeña obesión de querer estar y conocer mas personalmente a esa persona, te encantaría saber detalles personales de el o ella ya que según tu conoces todo lo posible, pero aun hay cosas que solo el sabe.

5. Sexo con alguien de tu mismo sexo
Existen algunos sueños eróticos que son muy perturbadores, y este es un de ellos, sin embargo no hay porque alarmarse, ya que no significa necesariamente que en tu inconsciente desees ser gay o lesbiana.
Se interpreta como una atracción hacia lo que esa persona representa, una profunda admiración.

6. En el agua
Cuando sueñas que practicas sexo dentro del agua estás dando prioridad a tus verdaderos sentimientos.
El agua simboliza tus emociones: si es agua agitada u oleaje significa que estás enfadado por algo, pero si se trata de agua en calma quiere decir que te encuentras muy relajada.

7. En grupo
Si sueñas que tienes relaciones con un grupo de personas, se debe a que tu subconsciente trata de revelar algún signo de tu personalidad, posiblemente estés agarrando una personalidad mas fuerte o que algún hecho fuerte marco tu vida y ahora pondras ese aprendizaje para ser una persona mas fuerte. También podría ser que estás tratando de tomar control de todos a tu alrededor.

8. Objeto sexual
Cuando en tu sueño erótico alguien te obliga a hacer algo concreto que implica cierta sumisión, convirtiéndote en objeto sexual, se debe normalmente a que hay determinadas situaciones a las que temes enfrentarte.
En el fondo te preocupa que, si te resistes, pierdas algo importante.

9. Con tu ex
¿Has soñado que lo hacías con tu ex? No te preocupes, no significa que vuelva a gustarte. Más bien es una señal de que no estás contento con algún aspecto de tu vida y que tienes la necesidad de romper las reglas establecidas.

10. En transportes
Soñar que tienes relaciones sexuales en un medio de transporte, ya sea tren, autobús, coche o avión, podría significar que tener relaciones con la misma pareja se ha vuelto un poco monotono ya que siempre es lo mismo y no hay algo lo cual te exite como antes, sería bueno reavivar esa chispa.

11. Ver a otros teniendo sexo
Es mucho más común en los hombres. Significa que él está pasando por una etapa de transición en su vida. Cuando una mujer lo sueña significa que le gustaría experimentar cosas nuevas principalmente cambiar de escuela o de país, este sueño es mas común en personas que se sienten reprimidas y no hacen lo que en verdad quieren en la vida.

12. Tu pareja es infiel
Si has soñado que tu pareja te era infiel con otra persona delante de tus narices, puede significar que te sientes inseguro con tu relación. Si no llevan mucho tiempo juntos, puedes interpretarlo como una señal de que no estás convencida de su nivel de compromiso. Si son pareja estable, puede que tu sientas que en su escuela o trabajo el se está fijando en una chica la cual tu has visto en ocaciones anteriores y crees que el se podría fijar en ella.

13. Atada
Puede que en alguno de tus sueños eróticos te hayas visto atado, y si es tu caso podrías interpretar que sientes una sobrecarga de responsabilidades y que necesitas desesperadamente que alguien te eche una mano.
También puede significar que te cuesta aceptar que te gusta el sexo, y que necesitas que alguien sea completamente como tu, significa también que no te gusta ser una persona monotona tanto en el sexo como en la vida.

14. En solitario
Puede que a veces sueñes que tienes sexo en solitario, es decir, que te masturbas. Este tipo de sueños eróticos pueden indicar que necesitas cuidarte un poco más para sentirte equilibrado y saludable, inclusive podría significar también tus miedos y tabus a cerca del tema.

15. Con tu enemigo
Cuando sueñas que tienes relaciones sexuales con tu enemigo, o con alguien con quien jamás las tendrías, quizás tu subconsciente esté tratando de llamar tu atención. Este tipo de sueños revelan que tienes que aprender a ver las cualidades de esa persona y lo positivo de la relación que tiene contigo.



domingo, 17 de febrero de 2013

AFRODISIACOS

Algunas bebidas, olores, comidas, hierbas y otras sustancias son afrodisíacos que aumentan nuestra libido y apetito sexual.

Desde tiempos inmemorables el hombre y la mujer han buscado la manera de aumentar su potencia y deseo sexual. El término afrodisíaco debe su nombre a Afrodita, la diosa griega del amor, y así es como denominamos actualmente cualquier sustancia que estimula e incrementa el apetito sexual.
Tipos de afrodisíacos

Hay afrodisíacos de varios tipos, la distinción más importante señala la diferencia entre los productos afrodisíacos naturales de los químicos, debido a que el uso continuado de estos últimos normalmente deriva en efectos secundarios y contraindicaciones para la salud.

Los afrodisíacos naturales se encuentran en los alimentos, bebidas, perfumes y hierbas y entre los no naturales destacan Viagra y la DHEA, intensificadores químicos de hormonas, así como marihuana, cocaína y todas las drogas vasodilatadoras y estimulantes en general que siempre tienen un efecto en la sexualidad, siendo este en muchos casos el no deseado.

Los afrodisíacos actúan de forma sensorial estimulando todos nuestros sentidos: por analogía, con sustancias o alimentos que recuerdan a la práctica sexual; por asociación, relacionados con la fertilidad; y los de acción central, por medio de sustancias que producen cambios en el organismo aumentando el deseo sexual y la libido.

Los efectos de los afrodisíacos naturales no están científicamente probados pero la tradición y mitología en torno a ellos está ampliamente documentada a lo largo de la historia, aunque no son los mismos en todas las personas y la psicología tiene gran parte de importancia en esto, ya que la gran mayoría actúan por sugestión psicológica y provocan muy pocos o ningún cambio en los niveles de hormonas.

Probados científicamente o no, químicos o naturales, psicológicos o por acción central, los afrodisíacos son conocidos por haber ayudado a un sinfín de parejas a mantener y estimular su excitación sexual a lo largo de los siglos.

Afrodisíacos naturales
Las feromonas son el afrodisíaco natural por excelencia, producidas por nuestro cuerpo y presentes en muchas especies para provocar por medio de los sentidos, una señal sexual.


Se cree que algunas sustancias tienen la capacidad de estimular nuestro apetito sexual por sus efectos afrodisíacos. Entre los más conocidos se encuentran:
Alimentos afrodisíacos: las ostras, los langostinos, las almejas, el caviar y el marisco en general, los boquerones, los espárragos, las avellanas, las fresas, el ajo, las almendras, el apio, la banana, la zanahoria, la uva, la cebada, el tomate, el arroz, la cebolla, los dátiles, las trufas, el curry y el chocolate, están entre los más populares.


Bebidas afrodisíacas: el café, las infusiones como el mate, el té de menta o el té de yogy, el sake, el chocolate, el guaraná, todos ellos estimulantes del sistema nervioso. El champagne, vino tinto y vino blanco, el cognac, licor y el alcohol en general, así como sus derivados preparados en cocktail por sus efectos desinhibidores.


Olores afrodisíacos: los perfumes, agua de colonia y aceites esenciales afrodisíacos utilizados para aromaterapia, que utilizan la esencia o mezcla de esencias que se encuentran en la rosa de Bulgaria, el jazmín, la lavanda, la canela, el jengibre, el clavo y el ylang ylang, entre otras.

Productos naturales afrodisíacos: a destacar el ginseng, la mandrágora y las hierbas medicinales.

Otros productos afrodisíacos: en otras culturas se utiliza el esperma de ciervo, cuerno de rinoceronte negro rayado, así como pócimas preparadas a base de huesos de albino negro para aumentar el deseo sexual y mayor potencia física.

Afrodisíacos naturales para mujeres:
Según algunos estudios el ginseng, el ginkgo biloba y la damiana forman parte del grupo de plantas afrodisíacas, que ayudan a combatir la disfunción sexual femenina o falta de apetito sexual en la mujer.

El ambiente, una copa de vino, fresas, chocolate o unas velas aromáticas encendidas también son afrodisíacos que aunque no estén comprobados científicamente, pueden contribuir a alimentar la fantasía o deseo sexual.

Afrodisíacos naturales para hombres:
Algunos afrodisíacos funcionan mejor para la virilidad masculina. Es el caso de las infusiones, una infusión de menta y pimienta actúa como excitante genital y del sistema nervioso central. O la infusión de ortiga y miel que va bien para la impotencia o falta de apetito sexual.

También son buenos afrodisíacos para hombres las bananas, ricas en vitamina B y que ayudarán al hombre a durar más en la cama. El jengibre que incrementa el flujo sanguíneo hacia los genitales y la nuez moscada.

Muchos alimentos, plantas, perfumes y olores, sustancias o combinados se consideran afrodisíacos para hombres y mujeres, así como recetas de comidas y postres afrodisíacos, masajes afrodisíacos, aromaterapia afrodisíaca.

La lista de productos que pueden ayudarnos a poner un toque picante en nuestra vida sexual es interminable, pero su uso no asegura el resultado esperado. Todos los detalles cuentan y pueden acabar siendo incluso más determinantes; ninguno de ellos producirá el efecto deseado si no se produce en el momento y clima idóneo para ello, por lo que no deben considerarse como la solución milagrosa a los problemas sexuales, sino más bien como un valor añadido.

Además nada es bueno en exceso, preparar una cena romántica afrodisíaca y endulzar nuestra vida sexual cotidiana con estos productos es recomendable siempre y cuando no se abuse de ellos.

¿Os a treveis a probarlos y contarnos?

10 CONSEJOS SEXUALES PARA UNA MUJER ATREVIDA

La vida es un proyecto, nuestra vida íntima también lo es, necesita tener propósitos y metas. Siempre es necesario dar algunos empujoncitos para recuperar el deseo y la pasión en las relaciones sexuales. Es hora de ser una mujer un poco más atrevida para acabar con la rutina y conquistar nuevas fronteras en el sexo. Aquí van 10 consejos muy calentitos para volver a tener momentos inolvidables con tu pareja.


1. Olvídate del cansancio y el estrés

Los peores enemigos del sexo son el estrés, las responsabilidades, la falta de sueño y el cansancio. Y las mujeres sufrimos todos estos problemas con mucha frecuencia.

No olvides que el sexo es uno de los mejores relajantes naturales. Si gastas tanta energía en el trabajo, ¿por qué no hacer un pequeño esfuerzo más para tener un bonito momento sexual? Todos los días y a cualquier edad, estamos a tiempo de despierta el erotismo, no dejes que tu vida sea como la de una robot que solo trabaja y duerme. No es porque llevas años con tu pareja que dejas de ser mujer con deseos y atractiva. No hace falta tener unas medidas de modelo para despertar la pasión de tu pareja. Refuerza tu autoestima, eso te hará más receptiva al sexo. Prueba alguno de los tratamientos de belleza o un masaje. Y repita conmigo: ¡Soy sensual!


2. Toma la iniciativa en el sexo

Demostrar tus deseos es la mejor manera de calentar los deseos de tu pareja. La rutina siempre nos hace inventar una disculpa tipo "mejor mañana". Sorprende a tu hombre con un actitud especial, un cariño íntimo cuando menos lo espera.

Tomar la iniciativa reforzará tu imagen de amante ante los ojos de tu compañero. Por ejemplo, dile que pare el coche cuando vayáis de viaje y pídele que te haga el amor, agárrale en el ascensor o en el baño de un local público. No limites tus deseos sexuales, es hora de cometer locuras de amor.


3. Hacer el amor más veces

Viejos tiempos aquellos, sexo en el coche, en casa, en la playa, de noche, de día... ¿Y por qué no aumentar ahora la frecuencia de tus relaciones sexuales? Recupera tu espíritu sexual de cuando eras joven y sorprende a tu compañero renovando tu apetito sexual. No es pecado decir "¡Quiero más sexo!". No estás muerta.





4. Cumple los deseos sexuales de tu pareja

¿Hay algún deseo sexual que tu compañero te haya pedido muchas veces y no has querido hacerlo? ¿Por ejemplo, una felación o el sexo anal? Piénsalo mejor, no te dejes frenar por la vergüenza o ciertos prejuicios, si te apetece, adelante.


5. Confiesa tus fantasías sexuales

Acércate al oído y confiesa a tu amante tus fantasías sexuales, seguro que con un poco de seducción él estará listo para hacerlas realidad. Lo fácil y divertido que es cumplir deseos en la cama.


6. Sea una mujer que piensa en sexo

Pensar en sexo te hará desear tener más relaciones sexuales. La imaginación es libre para soñar con situaciones sexuales maravillosas. Es bueno también recordar grandes momentos de amor. Si deseas, no te cortes y mastúrbate, al contrario de lo que muchas piensan, eso te hará tener más deseo de sexo con tu compañero. Si tu libido ha disminuido, impúlsala, imaginando nuevas situaciones, alquila películas eróticas...


7. No hagas el amor siempre de la misma manera

Busca más información sobre el sexo y encontrarás muchas posturas diferentes para tener relaciones sexuales. Posturas, técnicas, trucos nuevos van a mejorar tu vida sexual. Hacer lo mismo todos los días es aburrido. Busca leer el Kamasutra, conocer el sexo tántrico, hay miles de posibilidades de abrir nuevas fronteras en el sexo.





8. Dos orgasmos es mejor que uno

Tener un orgasmo es mucho más fácil de lo que imaginas. El cuerpo femenino esta bendecido y preparado para ser multiorgásmico. Es sólo cuestión de práctica: cuando llegues a los clímax, no pares, sigue estimulándote, tal vez descubras que eres una súper mujer multiorgásmica.


9. Cómprate juguetes sexuales

Los juguetes sexuales son muy divertidos y un son una arma muy recomendable para reactivar tu vida sexual y alcanzar cotas más altas de placer.

Olvídate de prejuicios, dos personas adultas tienen el derecho de disfrutar más de sus relaciones sexuales. Visita un sex shop con tu pareja, hay cosas muy apetecibles tanto para él como para ti. Volverás de la compra muy animada.


10. Paseos y viajes sexuales

Una escapada sorprendente para estar solos es muy afrodisíaca. ¿Cuándo has estado sola con tu pareja en un lugar idílico por última vez? Prepara un pequeño viaje donde el primero objetivo sea el sexo, y el segundo objetivo sea sexo, el tercero también. Elije un buen hotel, con jacuzzi en la habitación y enciérrate con tu amado para hacer el amor. Sin hijos, sin prisas, sólo los dos.

HUMOR SEXUAL


Un poco de humor sobre el sexo.

1. Las mujeres de senos pequenos son inteligentes, pero a mi me gustan las brutas.
2. El sexo sin boda es tan bueno como el whisky sin soda.
3. Nosotros no hablamos ingles... but we fuck very well.
4. Sea consciente, use condon! Mas vale prevenir que alimentar.
5. Ninguna mujer es fea si se la mira por donde mea.
6. No importa el tamaño de la pieza... sino el tiempo que este tiesa.
7. Ser viejo no es un problema ni un estorbo, pues viejo es el viento y todavia SOPLA
8. En este mundo solo hay dos tipos de personas: los que dicen que se masturban y los mentirosos.
9. Mi tia toca el violin y mi tio la viola.
10.Es muy saludable hacer el amor con preservativos, pero es mas rico hacerlo con una mujer.
11.La leche en polvo, no es una redundancia?
12.Cinco minutos de emocion... Nueve meses de hinchazon.
13.Si despues de hacer el amor, das las gracias... Eso es educacion sexual.
14.No hay mujeres feas..... solo hombres... sobrios.
15.Descubrieron una sustancia nueva contra el SIDA: Nitrato de meterla.
16.El amor es como la enfermedad: siempre termina en la cama.
17.El origen del SIDA esta en el culo del mundo.
18.No a la prostitucion. Si al sexo gratis.
19.La masturbacion produce dos cosas: la primera es la perdida de la memoria y la segunda ... la segunda ... y la segunda cual era??...
20.Las mujeres son como los autobuses: unas van, otras vienen... de noche son menos pero mas rapidas.
21.Las mujeres consideran que guardar un secreto es simplemente no decir quien se lo dijo.
22.Hay 3 tipos de mujeres: las lindas, las inteligentes y.....La mayoria.
23.Los que se masturban son autodidactas sexuales.
24.Cuando una dama dice no, quiere decir quizas; cuando dice quizas, quiere decir si; y si dice si, no es una dama.
25.El hombre siempre tiene la ultima palabra: "Si, querida".
26.Al fin y al cabo un espermatozoide es una particula de polvo.
27.Mi mujer es un angel... Que suerte que tienes, la mia todavia vive.
28.La paloma es el pajaro de la paz, y la mujer es la paz del pajaro.
29.El hombre se casa por civil, por iglesia y por idiota.

EL SEXO ANAL


Conoce las ventajas y desventajas de practicar sexo anal con tu pareja.

El sexo anal heterosexual parece haberse puesto de moda y existen numerosas parejas que lo practican pero, la verdad es que muchas mujeres sólo lo hacen para complacer a su pareja, no por propio gusto.


Tradicionalmente, el sexo anal entre parejas heterosexuales fue una variante de la sexualidad, no siempre bien vista, que contribuía al control de la natalidad. Al principio se utilizaba más como una forma de evitar tener hijos. Y con el tiempo se empleó como una variante más de las prácticas sexuales.

Sodomía es otro nombre para referirse al sexo anal. Actualmente, la práctica habitual del coito anal se encuentra en torno al 10% de la población masculina y femenina. Parece probado que las mujeres urbanas con bajos ingresos suelen tener una experiencia con el coito anal (entre el 9% y el 38%) superior al de las universitarias (12%).

Razones de rechazo

Las mujeres terminan aceptando en mejor o menor grado el sexo anal por amor a su pareja. Es posible que con el tiempo se acostumbren y terminen aceptándolo con agrado. Pero, inicialmente, el sexo anal es algo que tienden a rechazar casi todas las mujeres.

Las razones de dicho rechazo son bien sencillas. Y no se trata, simplemente, de que esa actividad resulte un tabú para ellas. Es verdad que algunas rechazan el sexo anal porque no admiten que entre nada por un lugar destinado a que sólo salgan cosas, o porque supongan que ese tipo de actividad sólo es propia de la homosexualidad femenina y, por tanto, deduzcan que si su pareja se lo propone es porque tiene algo de perverso o de homosexual.

Hay otras razones prácticas para ese rechazo. Por un lado se encuentra el temor de las mujeres al dolor que dicha práctica pueda ocasionarles. Un dolor que es auténtico, nada imaginario, que se debe a la intensa contractura refleja del ano cuando algo intenta abrirlo abruptamente.

Un reflejo fisiológico, destinado a evitar episodios desagradables que no se mencionarán aquí pero que todos los lectores podrán imaginar. Sólo un proceso de habituación al sexo anal permitirá que dicho dolor desaparezca cuando la costumbre permita a la mujer relajar espontáneamente el esfínter anal para dejar entrar al pene.

El papel de la mujer

Las mujeres suelen ser el sujeto pasivo en el mismo. Y no hago referencia a la postura o a la actitud respecto a la sodomía sino a la propuesta de esta actividad sexual: pues generalmente la hacen los hombres.Porque, aunque es cierto que existen mujeres que tienen una experiencia de coito anal superior a la de algunos hombres homosexuales, lo cierto es que el coito anal resulta más atractivo para los hombres que para las mujeres. Probablemente, a los hombres les seduce el aspecto animal de este tipo de encuentro, además de que al ser más cerrado el esfínter anal que la vagina, les proporciona sensaciones más intensas.

La higiene y demás

Por otro lado, entre las razones del rechazo, se encuentran las cuestiones higiénicas. A las mujeres les preocupa tanto qué hacer antes de la relación, para que el terreno se encuentre limpio y sin restos de heces, como, también, semen manchar el pene con esos restos después del acto.

En ocasiones, las medidas preventivas que hay que poner en marcha para ambas situaciones disuaden, por sí solas, a cualquiera.

Y una tercera razón para rechazar el sexo anal es que este no procura a la mujer sensaciones eróticas relevantes. Las mujeres que lo practican pueden sacar placer del contacto físico; de la situación que ocasiona: un contacto muy primitivo e instintivo; de proporcionar a su pareja unas sensaciones de ese tipo.

Pero el ano, aunque tiene terminaciones nerviosas que pueden trasmitir sensaciones eróticas, estas sólo se despiertan con las caricias, no con la inserción del pene en el ano.

El coito anal no produce las sensaciones eróticas que las mujeres sienten en el vaginal y, por descontado, no lleva a ninguna mujer al orgasmo. El ano está más lejos del clítoris que la vagina y, por tanto, no recibe ninguna clase de estimulación durante el coito anal. Es necesario que el hombre masturbe a la mujer (lo que no siempre es fácil, sobre todo en la posición del misionero) o que ella se lo haga a sí misma (a lo que no siempre se atreve) para llegar al orgasmo.

No puede extrañar, por tanto, que las mujeres se muestren reticentes a practicar el coito anal. A ellas no les produce gran cosa.

jueves, 14 de febrero de 2013

Foto de...., Él.



Esto es lo que Ella provoca en mi, y no porque hoy sea San Valentín, sino porque me fascina su cuerpo, su alma, su mente y su forma sexy y sensual de tener sexo de cualquier forma, en cualquier momento y en cualquier lugar postura y situación.

TE QUIERO CARIÑO

FELIZ SAN VALENTIN A TOD@S

Y RECORDAD, SAN VALENTÍN, PATRÓN DEL AMOR, Y SAN CALENTÍN, PATRÓN DEL SEXO.

Él.

En el sofá.


Estábamos anoche sentados en el sofá tranquilamente viendo la TV, cuando Ella se levantó y fue a colocarse lasciva y provocativamente entre mis piernas. Con una agilidad sorprendente, me bajó el pantalón de deporte que llevaba puesto y cogió mi pene con sus manos, agachándose muy sensual para metérselo en la boca. Primero solo fue el glande, la punta, que relamió con la lengua dentro de su boca, pero luego fue bajando y bajando lentamente hasta metérsela entera hasta los huevos. Me estaba haciendo una mamada profunda. Notaba como la punta de mi pene, que estaba completamente tieso, se clavaba en su garganta y me estremecí. Con la otra mano me cogió los testículos, y comenzó una estupenda chupada, subiendo y bajando. Yo la miraba mientras se la comía, Ella tenía los ojos cerrados, y chupaba con maestría. Tenía todo el pene ensalivado que entraba y salía de su boca y sabía que no iba a resistir mucho por lo excitado que estaba, así que no tardé en avisarle que me corría, pero ella siguió chupando sin cambiar el ritmo. Me retorcí en el sofá mientras mi polla derramaba toda mi leche en su boca, y ella seguía chupando. Fue estupendo. Chupó durante unos instantes más, y luego se apartó, aunque su mano siguió sosteniendo mi miembro viril. ¿Te ha gustado?  preguntó mientras su lengua relamía su boca y tragaba el semen que quedaba en la comisura de sus hermosos labios. Mi respuesta fue tumbarla sobre el sofá y empezar a quitarle la ropa para follármela, pero eso… os lo contaré otro día.

 Feliz día de los enamorados y feliz...sexo.

Ella y Él.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Antes de irnos a trabajar.


Buenos días, un polvo rápido recién levantados.



Ella y yo nos levantamos esta mañana dispuestos a asearnos, desayunar e irnos a nuestros trabajos respectivos, pero una vez en el baño… le quité la camiseta cortita que llevaba puesta y me puse a chupar sus tetas, le toqué su coño hasta que le hice mojarse con mis dedos dentro, Ella luego me dio una mamada de verga increíble estando yo de pie, como era incómodo para ambos, Ella me tomo de la mano y me llevo a la cama de nuevo, allí nos enroscamos en un delicioso 69 de lado, yo con la cara metida en su entrepierna y Ella chupando como desesperada mi pene y metiéndolo casi entero en su boca.
Ella enseguida se corrió entre mis labios y lengua, yo no dejaba de estimular su clítoris, Ella seguía chupando mi glande con ansias, yo dejé que continuara, quería saber que iba a hacer con mi leche que estaba a punto de llegar. En unos minutos mas comencé a eyacular, Ella lo repartió entre su rostro y sus tetas. Ella estaba bañada con mi semen. Mira como me dejaste cariño, me dijo señalando toda mi corrida en su cara y sus pechos. Era tanta que tuvo que irse a limpiar a la ducha.
Unos minutos más tarde estaba de regreso conmigo, besándonos y tocándonos como si fuera la última vez que lo hacíamos. Pronto nos calentamos de nuevo, Ella me coloco abajo y se fue montando encima de mi, tomó mi verga y se lo puso en la entrada de su coño, luego se fue sentando encima hasta que se la metió toda, Ella ponía sus ojos en blanco mientras me deslizaba dentro de su vagina. Luego empezó a moverse, su coño me apretaba nuevamente la polla. Me cabalgó hasta llegar a un sonoro orgasmo, emitió unos grititos de intenso placer y de la intensidad bajó a morder uno de mis pezones, no fue nada doloroso y me dejó sus dientecitos marcados en la piel. Luego se dio la vuelta y mostrándome sus lindas nalgas y su coño con mi verga adentro comenzó a follarme. Era excitante ver mi polla en su coñito y como movía sus nalgas, suficiente para que en cinco minutos yo le entregara otra tanda de esperma en su cuevita. Terminado todo esto, corrimos como locos porque sino... llegábamos tarde.






Feliz día… y Feliz sexo.



Ella y Él.

martes, 12 de febrero de 2013

Diez mentiras sobre el sexo.



Desde que oímos pronunciar la palabra sexo somos conscientes de que nos encontramos ante un gran descubrimiento. A todos nos gusta el sexo, practicarlo y por supuesto, también hablarlo, pero lo cierto es que aunque haya muchos “valientes” que hablan sin tapujos del arte de deshacer las camas, todavía son bastantes los que bajan la voz cuando sale el tema. Por culpa de estos últimos, a lo largo del tiempo el sexo se ha ido rodeando de un halo de misterio que no ha servido más que para crear inseguridades, complejos y miedos y es por ello, por lo que hoy, me he propuesto desmontar las diez mentiras del sexo.

-Virginidad: Eterna enemiga de ellas, por miedo a que les duela perdiéndola, y de ellos, porque se mueren por perderla. El concepto de la virginidad siempre ha sido algo machista y es que no hace tanto, si una mujer no lo era, se convertía en poco menos que una fresca, y si un hombre sí, en el más tonto del grupo. Ni una cosa, ni la otra. Si lo eres, seas chico o chica, hasta cierta edad, no es ninguna vergüenza, que es peor ir de experto y quedar de paleto, y si no lo eres, pues tampoco, que ese rollito de “yo no sangro porque de pequeña me montaba mucho en la bici” ya no cuela, que cómo dice mi amiga Sheila, ella siempre montó mucho en bici y no fue así como perdió eso que cuando se pierde, ya no se encuentra.

-Tamaño: Que si los negros la tienen muy grande y los chinos muy pequeña, que si no importa el tamaño si no cómo saber usarlo, que si es mejor grosor que longitud, y otros inventos que no sé muy bien a dónde llevan pero a buen puerto seguro que no. No nos engañemos, el tamaño sí que importa, tanto por arriba como por debajo y las diferencias raciales relacionadas con él se darán unas cuantas al año, pero no ocurren siempre, igual que todos estaremos de acuerdo en que no sirve de nada saber pintar cuadros si no tienes con qué pintarlos. En cuanto al tamaño, está bastante claro que en el término medio está la virtud que las miniaturas para las exposiciones y los misiles para las guerras y ese tipo de ocasiones.

-Tiempo y cantidad: El tiempo y la cantidad siempre fueron motivo de discusión y sirven para vender la existencia de unos seres superiores que son como las pilas Duracell y de otros inferiores que a final de mes no es lo único a lo que no llegan. Entre ellas los dividen en los del rollo “aguanta horas y horas, me deja muy cansada” y los de esa versión denominada por una buena amiga “para cinco minutos de mierda no me bajo ni las bragas”. Entre ellos todos aguantan mucho y son muy superiores pero a la hora de la verdad, nunca es tanto cómo dicen, que cuando se trata de calcular tiempos suelen tener algún despiste. En la duración, como en todo, hay que conseguir equilibrar la balanza que aunque no es verdad que “lo poco gusta y lo mucho cansa”, tampoco que “cuanto más, mejor” que a ver quién se marca los 12 que defendía aquel personaje del corazón y a ver también quién es quién los aguanta.

-Precauciones: En cuanto a los precauciones no me voy a convertir en un folleto de embarazos no deseados y enfermedades de nombres impronunciables, pero lo cierto es que sí hay que tener cuidado. Si no conoces, pon precaución, y si conoces, a veces también, que los trucos marcha atrás son los causantes del mayor número de embarazos y que las enfermedades no entienden de mínimos contactos. Ahora sí, tampoco es plan de exagerar, que todavía oí no hace mucho aquel supuesto de qué pasaría si una chica se baña en una piscina en la que no sólo hay agua. No voy a seguir que todos sabemos cuál es el final de este supuesto.

-Sado y otras prácticas “novedosas”: Siempre defendí que la libertad en el tema sexual es fundamental, pero me sería imposible negar que todo tiene sus límites. No voy a entrar a valorar a cada cual pero según mi opinión personal, si eres alguien medianamente normal y cuando os vais a acostar, te aparece con un látigo y un antifaz, empieza a correr si es que no consigues volar, porque eso por mucho que ciertos libros lo intenten poner de moda, a la libido la acojona, y funcionar, lo que se dice funcionar, no funciona.

-Exigencias: El sexo es diversión, nunca obligación. Si te pone horarios, fechas señaladas o viene con el rollo de “hoy toca”, huye, que puede tocar pero también puede que lo último que me apetezca es que seas quien me toque. Fijar momentos para tener sexo es un claro ejemplo de cómo perder la pasión y el deseo, de cómo perderlos y nunca encontrarlos porque si te sientes en la obligación, antes que meterte en la cama preferirás tragarte algún programa o leerte cualquier libro del que sacar alguna absurda reflexión.

-Quedarse a dormir: Otro mito absurdo que hemos dejado que suba como la espuma y es que si después de acostarte con alguien se queda a dormir es porque te quiere,y si no, porque sólo quería eso. Pues no, no estoy de acuerdo y es que aunque puede que a veces sea así, también es posible que se quede a dormir porque le dé pereza salir con el frío, o que no por miedo a molestarte. Si quieres que se quede, díselo y si prefieres que se vaya también, que la sinceridad es la base de cualquier relación sexual o de amor.

-Lugares de excepción: El sofá, la cama, encima de la lavadora o detrás de la secadora, no, no nos vamos a engañar, probar puedes probar muchos sitios que en la variedad está el gusto, pero no vengas con historias de lavadoras centrifugando mientras que le estáis dando o rollos de en la mesa del salón, que a la hora de dar rienda suelta a la pasión es verdad que cualquier sitio viene bien pero si se convierte en habitual, mejor que tengas una cama que poder deshacer, que las espalda se resiente y las piernas, casi siempre también.

-Luz y oscuridad: Debate sin final entre los partidarios de la completa iluminación y los que se quedan con poco más que un apagón. En mi opinión, no es plan que se convierta tu habitación en un estadio olímpico planteado para la observación pero tampoco que la mejor opción sea acabar con la visión y sólo intuir, que los ojos los tenemos para ver y depende de en qué prácticas no está demás tener los cinco sentidos completamente aprendidos.

-Tríos, cuartetos, intercambios y grabaciones: Al igual que en el sado y otras prácticas de dudosa reputación, no entraré en las preferencias de cada cual, pero si te vas a meter en tríos y demás, mejor que tengas claro a lo que te vas a enfrentar, que de boquilla quedará muy bien pero una vez en faena, igual no te apetece tener que compartir lo que nunca antes compartiste. En cuanto al tema de la grabación del momento de pasión, cuidado, que las parejas se quieren mucho y tal, pero las rupturas son muy dolorosas y puede que a más de uno le apetezca enseñar cosas que tú no quieras ni recordar.

El sexo está lleno de tabúes, de mentiras y de pensamientos no dichos, por todo esto no estará de más saber, mientras conseguimos convertir en una actividad natural y divertida algo que es justamente eso, que no somos los únicos que queremos acabar con estas diez mentiras sobre el sexo.

Beneficios del sexo para tu salud.



1.- Ayuda a mejorar la salud de tu corazón.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa de muerte número uno en las mujeres y, si bien ayuda el hecho de seguir una dieta sana, las relaciones sexuales son ideales para mantener saludable esta zona de tu cuerpo.

“El sexo es un ejercicio que aumenta la frecuencia cardíaca y el flujo sanguíneo”, indicó Desmond Ebanks, director médico del centro Alternity Healthcare en Connecticut (EEUU). A esto, agregó que según un estudio el tener este tipo de relaciones al menos dos veces a la semana “reduce a la mitad el riesgo de sufrir ataques cardíacos fatales”.

2.- Ayuda a que mantengas una piel sana.

Según Eric Braverman, fundador del centro médico PATH en Nueva York, las relaciones sexuales liberan un componente clave en el cuerpo, la prohormona dehidroepiandrosterona, que puede “estimular el sistema inmune, darte una piel más saludable y disminuir la depresión”, expresó.

3.- Ayuda a mejorar tu salud mental.

¿Sabes cuál es la forma más rápida de estimular tu humor, combatir la depresión y además la ansiedad? de acuerdo a Patricia Tan, experta médica de JustAnswer.com, la relación física con tu pareja es la respuesta. “Psicológicamente, el sexo mejora nuestra salud mental al construir intimidad y reducir el estrés”, señaló.

4. – Ayuda a controlar tu vejiga.

Por más extraño que suene, los expertos creen que las relaciones sexuales ayudan a minimizar los problemas de incontinencia urinaria. Lo anterior, ya que el sexo fortalece los músculos asociados con este problema.

5.- Ayuda a estimular tu sistema inmune.

¿Quieres combatir los gérmenes relacionados con los resfríos y virus? Por si no lo tenías en cuenta, el sexo es ideal a la hora de mantener tu organismo fuerte. “Las personas que tienen relaciones una o dos veces a la semana muestran un 30% de niveles más altos de un anticuerpo llamado inmunoglobulina A, el cual estimula el sistema inmune”, indicó Ebanks.

6.- Ayuda a aliviar el dolor.

Probablemente, los “dolores de cabeza” ante un momento de intimidad serán un problema del pasado ya que, según Ebanks, el sexo puede ayudar a aliviar el dolor: “A través de la excitación sexual y el orgasmo, tu cuerpo secreta la hormona oxitocina que permite la liberación de endorfinas”. Debido a esta especie de ‘opio natural’, el sexo actúa como un poderoso analgésico según el experto.

Cabe destacar finalmente que existen otros beneficios sorprendentes del sexo, como el hecho de ayudarte a dormir mejor, perder peso y a fortalecer la relación con tu pareja, los cuales puedes conocer en este enlace.

15 cosas interesantes sobre el pene.



1. Fumar puede acortar tu pene casi un centímetro. Las erecciones dependen casi exclusivamente del correcto flujo de la sangre, y el tabaco calcifica los vasos sanguíneos, dificultando la circulación eréctil. De modo que aunque seas de esos que no se preocupan demasiado por sus pulmones o por morir joven, hazlo por tu pequeño amigo.

2. Ahora los doctores pueden cultivar tejido adiposo para víctimas de quemaduras usando el prepucio de niños circuncidados. Un prepucio produce 23.000 metros cuadrados, lo cual bastaría para fabricar una lona que cubriera con carne humana el campo de juego de un estadio de beisbol profesional.

3. Tener una glándula prostataria grande puede causar tanto disfunción eréctil como eyaculación precoz. Si sufres un caso de cualquiera de ellas y no encuentras explicación, tu médico querrá revisar tu próstata. Incluso aunque tu no quieras.

4. El orgasmo medio en un hombre dura 6 segundos. A las mujeres les dura 23 segundos, lo cual significa que si las mujeres están realmente interesadas en la igualdad, deberían asegurarse de que tuviéramos cuatro orgasmos por cada uno que ellas tienen.

5. La especie más antigua a la que se le conoce pene es una criatura marina de dura concha llamada Colymbosathon ecplecticos. Este término griego significa “asombroso nadador de gran pene”. Lo cual hace que sea un nombre mucho más pornográfico que el de Nacho Vidal.

6. El prepucio se puede reconstruir tras la circuncisión. Se tira hacia arriba de la piel móvil del tronco del pene y se fija en esa posición mediante una cinta. Más tarde, los doctores aplican anillos de plástico, fundas y pesas. Deben pasar varios años hasta completar la cubierta del glande… vale, vale, ya nos callamos.

7. Solo un hombre de cada 400 es lo bastante flexible como para darse a si mismo placer oral. Sin embargo se estima que de esos 400, todos lo habrán intentado con ahinco en algún momento.

8. Hay dos clase de penes, los que se expanden y crecen cuando llega la erección (un creciente) y los que parecen grandes todo el tiempo, pero apenas crecen cuando llega la erección (un exhibicionista).

9. Un estudio sobre salud masculina informó que el 79 por ciento de los hombres tienen “crecientes”, y el 21 por ciento restante tienen “exhibicionistas”.

10. Investigadores alemanes dicen que la media de duración en un coito es de 2 minutos y 50 segundos, cuando se le pregunta a una mujer cree que dura 5 minutos y 30 segundos. ¿Somos así de buenos, o así de malos?

11. Olvídate de eso de que el tamaño no importa. Cuanto más grande sea tu pene, mejor “evacuación de semen” conseguirás cuando tengas sexo con una mujer que se encuentra llena del esperma de otro hombre. Al menos eso es lo que dicen los investigadores de la Universidad del Estado de Nueva York, quienes emplearon falos artificiales (ejem) para comprobar el mecanismo de “recogido” de la cresta coronal del pene. Lo siguiente, curar el cáncer.

12. Probablemente el pene que fue disfrutado por más mujeres fue el del rey Fatefehi de Tonga, quien supuestamente desfloró a 37.800 mujeres entre los años 1770 y 1784 – eso son siete vírgenes al día. Vamos, confíesalo: es bueno ser rey.

13. Los hombres con buen aspecto pueden tener un esperma más fuerte. Investigadores españoles mostraron a unas mujeres fotos de chicos que tenían semen bueno, regular y pésimo y les dijeron que eligieran al más guapo. Casi todas las mujeres eligieron a los mejores productores de esperma.

14. No hace falta cerebro para eyacular. La orden viene de la médula espinal. Sin embargo encontrar a una receptora para dicha eyaculación, puede llevar horas de cuidadosa precisión mental, y muy a menudo, requiere de cantidades considerables de alcohol.

15. La principal causa de fracturas de pene es la masturbación vigorosa . Algunas veces, simplemente merece la pena correr riesgos.

Y muchas otras más...



1. La erección de pene más larga de la que se tenga registro midió 39 centímetros. La más corta, en cambio, fue registrada en tan solo 4.5 centímetros.

2. La fantasía sexual más común es el sexo oral.

3. Un 8% de las personas practica regularmente el sexo anal.

4. Un 60% de los hombres y 54% de las mujeres han tenido sexo ocasional de sólo una noche.

5. Las mujeres compran 4 de cada 10 condones vendidos.

6. En 1609, un doctor llamado Wecker encontró un cadáver con dos penes. Desde entonces, se han documentado 80 casos similares.

7. Los hombres dicen que el promedio de una erección mide 25 centímetros. Las mujeres afirman que es 10 centímetros.

8. Un orgasmo femenino es un poderoso analgésico debido a la liberación de endorfinas, por lo que los dolores de cabeza son un mal pretexto para no tener sexo.

9. 56% de los hombres han tenido sexo en el trabajo.

10. Entre el pueblo Mangaiano de Polinesia, las parejas de 18 años tienen relaciones sexuales en promedio tres veces por la noche, todas las noches, hasta que cumplen 30 años, cuando su promedio cae a sólo 14 veces por semana.

11. Una de cada tres personas ha tenido una aventura extramarital.

12. Un 62% de las personas piensa que no hay nada malo con las relaciones extramaritales.

13. La velocidad máxima a la que viajan las sensaciones eróticas a través de la piel hacia el cerebro es de 230 kilómetros por hora.

14. Una pareja lunamielera demandó a la cadena hotelera Holliday Inn por 10 mil dólares, acusándola de haber causado traumas sexuales en su vida debido a que un empleado entró a su habitación sin avisar durante su noche de bodas.

15. Al menos 500 personas mueren en Estados Unidos de asfixia al intentar de reducir el flujo de oxígeno al cerebro para inducir un orgasmo más poderoso.

16. El Rey Eduardo VII de Inglaterra, que era extraordinariamente alto, mandó construir una tabla para poder tener relaciones sexuales cómodamente.

17. Un 29% de las mujeres llega virgen al matrimonio.

18. El promedio de las relaciones sexuales dura 39 minutos.

19. Un 58% de las personas acostumbra decir groserías durante el sexo.

20. El 22% de las personas ha rentado una película pornográfica al menos una vez.

21. Con la frecuencia promedio de relaciones sexuales, a un mexicano le tomaría cuatro años para probar cada una de las 529 posiciones descritas en el Kama Sutra.

Muchas cosas interesantes sobre el sexo



1.- El corazón puede llegar a 180 pulsaciones por minuto durante un orgasmo.

2.- Hasta que son jóvenes adultos, los hombres pueden llegar a experimentar 10 erecciones diarias. La razón es, como no, hormonal. Sus niveles de testosterona hasta que maduran suelen ser muy altos.

3.- El 48% de las consultas al médico de cabecera sobre sexualidad son sobre disfunción eréctil. La siguiente consulta más común es la eyaculación precoz.

4.- En un estudio reciente con 751 personas en el Centro de Estudios Sexuales y Maritales de Long Beach, California, en EE.UU., se estableció el récord de 134 orgasmos femeninos en el transcurso de una hora, mientras que el más potente de los varones no pasó de los 16 orgasmos.

5.- Un 10% de la población no siente ningún tipo de atracción por ningún género, ni masculino, ni femenino. Vamos, que no se excitan con el contacto con otros seres humanos sean del sexo que sean. Son totalmente asexuales.

6.- Después del orgasmo obtenido en la relación sexual o en la masturbación, se concilia el sueño con más facilidad. Los estudios creen que la actividad sexual favorece el sueño, en parte debido a la acción de las hormonas y las sustancias cerebrales.

7.- Durante el beso, unas 40 mil bacterias pasan de una boca a otra, pero la mayoría son inofensivas, y además nuestra saliva contiene sustancias desinfectantes. La ciencia dice que besarse sí es saludable, pues además de ejercitar unos 30 músculos faciales, besar a tu pareja con constancia activa tu circulación sanguínea y mejora su autoestima. Estadísticamente las personas que lo hacen viven más años y sufren menos enfermedades. Posiblemente esto se deba a que el beso moviliza secreciones hormonales que funcionan como analgésicos y fortalecen las defensas del organismo.

Las 5 frases que debes decirle a una mujer ¡Y las 5 que NO!



Lo que nos encanta escuchar

“Estás increíble”
Nos gusta que nuestro compañero aprecie que nos arreglamos para él. Aunque es sólo un pequeño detalle, puede significar mucho. Así que, muchachos, ¡no duden en decirlo!

“¿Cómo estuvo tu día?”
Si bien puede sonar habitual, buscamos que demuestre que está interesado y que le importa nuestra vida. Incluso, que escuche los detalles de la discusión que tuvimos con una compañera de trabajo. También nos gusta que hagan comentarios, por ejemplo:“¿finalmente lograste solucionar el problema con ella?”

“Lo estoy pasando muy bien contigo”
Probablemente sea lo mejor que podemos escuchar en medio de la cita. Tranquiliza nuestros nervios y nos da a entender que podemos relajarnos. Si estamos sintiendo lo mismo, lo más probable es que le respondamos: “¡Yo también!”

“¿Qué opinás de esto?”
Las mujeres somos especialistas en decir lo que pensamos (eso todo el mundo lo tiene claro). Por eso, buscamos que nos pregunten por nuestra opinión y, entonces, generar una conversación interesante. No conviene tratar temas difíciles. Nos gusta que nos hablen sobre cuestiones actuales que puedan ser de nuestro interés.

“Me encantaría volver a verte”
Es una excelente forma de terminar una cita. Según la respuesta, el hombre se asegura de que también nos gusta (o no).

Las frases que arruinan todo

“¿Te gustaría ir a mi casa a tomar algo?”
¿A tomar algo? ¿Y eso qué significa? ¿Qué seguirá después? Cuando escuchamos este tipo de comentarios, automáticamente pensamos que solo quieren sexo. Aún cuando realmente tengan un bar repleto de bebidas exóticas. Si en algún momento sale el tema, lo mejor que nos pueden decir es: “te invitaría a mi casa, pero está muy desordenada”, y esperar a que nosotras tomemos la decisión de ir o no.

“Tienes un cuerpo increíble. ¿Te hiciste algo?”
¡Por favor! Esto es demasiado superficial y nos hacer sentir incómodas. Los hombres deberían evitar mencionar cualquier parte de nuestro cuerpo o temas relacionados con la ropa interior. Al menos, ¡que no lo hagan en la primera cita!

“¡Yo sé todo al respecto!”
Si sólo están presumiendo algo en forma graciosa o amistosa, perfecto. Pero si están a punto de contradecir lo que nosotras estamos diciendo, mejor que no lo hagan. Nos encanta que sean inteligentes, cultos y bien educados. Pero también apreciamos la humildad. Nada peor que un hombre que se considera superior.

“Estoy por comprarme un nuevo coche muy potente”
Esta frase, en lugar de impresionarnos, ocasiona exactamente lo contrario. Sólo le gusta escucharlo a mujeres que hacen comentarios de este tipo y que consideran al dinero como algo muy importante. Al resto, ¡no! Consejo para los hombres: eviten decir cuánto ganan y cuál es su nivel socioeconómico.

“No te preocupes, yo te llamo”
Honestamente, es lo que a nosotras nos encantaría escuchar. Pero hay muchos que lo dicen y después no lo hacen. Por eso, si un hombre duda en volvernos a ver, es mejor que evite esas palabras. Conviene que nos desee suerte, nos dé las gracias y diga “buenas noches”.


domingo, 10 de febrero de 2013

Noche de sexo.


Hola amig@s.

Voy a relatar el sexo de la noche de ayer, en una máxima de excitación y lujuria.

La cosa empezó, como casi siempre, una vez llegados a la cama, una caricia por aquí, una mano que baja a la entrepierna, ropa que empieza a molestar, unos besos llenos de ganas de sexo, Ella estaba muy excitada, los pezones se marcaban muy duros en la camiseta y el tanga era una molestia para la entrada de su vagina, esa fue la señal para que mi cabeza se introdujera entre sus muslos queriendo beber todo lo que allí se concentraba, me encanta como se pone de húmeda, mi polla ya se salía por encima del bóxer, imposible  retenerla con aquel espectáculo ante mis ojos, aparté las cintas de la minúscula prenda íntima y me dediqué a  pasar mi lengua por los labios vaginales, mojados y calientes, chupaba arriba y abajo sin llegar a meter la lengua, subía  hacia el clítoris y jugaba a ponerlo duro y llevando a Ella a emitir sonidos guturales sin sentido y que anunciaban la llegada de un orgasmo que iba a saciar, momentaneamente, mi sed lujuriosa. Así fue, mi pareja se corría en mi boca entre gemidos de placer. Cuando se recuperó, Ella me echó sobre la cama y se metió la polla hasta la garganta, haciéndome una mamada impresionante que estuvo a punto de hacerme correr sin control, pero aguanté sin eyacular en su boca para seguir disfrutando de como su maravillosa lengua recorría mi glande una y otra vez; como la cosa se ponía dura…, nunca mejor dicho, opté por penetrarla cuanto antes, ya que mis ganas de correrme eran supremas, la coloqué de lado sobre la cama para ponerme a su espalda y metérsela por detrás, y cuando puse mi pene entre sus muslos, me sorprendió la cantidad de jugos que corrían entre ellos, Ella estaba asombrosamente empapada e incluso se había corrido solo con chupármela. Empujé la polla suavemente entre las nalgas, acercándome a la entrada de su ano, estaba muy mojado, mi excitación crecía sin parar, no me fue difícil meter la cabecita en el estrecho agujerito de Ella, la cual se agarraba a la almohada con fuerza en un gesto de deseo desgarrador, empecé a bombear muy despacio metiendo y sacando el glande y notando como el ano se iba dilatando y dejaba entrar, poco a poco, un poco mas de mi miembro viril, que palpitaba de ganas de echar toda la leche en el deseado agujerito. En pocos segundos, estaba toda dentro de su culo completamente dilatado que se tragaba cada envite de mi pelvis, llevando a Ella a alcanzar un orgasmo interminable que seguro que los vecinos no olvidarán, ya que los grititos debieron ser escuchados varios pisos a la redonda…Yo aún no me había corrido, con lo que insistí en el mete saca, masturbado por el culito de mi chica, que continuaba sumida en un éxtasis inolvidable, aceleré un poco el movimiento para intentar llegar a correrme a la vez que Ella, que por sus gemidos iba advirtiendo que otra vez le venía el orgasmo, en cuanto sentí los espasmos que anunciaban su corrida, no tuve que esforzarme mucho para correrme yo, ya que los movimientos que Ella producía involuntariamente con su culo mientras se estaba corriendo, me llevaron a eyacular dentro de su ano, alcanzando un orgasmo maravilloso y súper placentero que llenó su culito de leche calentita, cosa que agradeció girándose para mirarme con su cara llena de satisfacción por el placer alcanzado y dándome un cariñoso y cálido beso en los labios.

Os aseguro que fue solo el principio de la noche…

Y bueno, ¿qué opináis del sexo anal, os atrevéis a contarnos alguna experiencia personal?  Desde aquí, os ofrecemos este blog como un lugar para poder hablar abiertamente y de forma anónima si así lo preferís, de todo aquello que tengáis a bien contarnos.
Animaros a compartir vuestras vivencias.  

Un saludo.
Ella y Él


viernes, 8 de febrero de 2013

El Lenguaje No Verbal en el Amor


Entre un 80%  y un 95 %  de lo que comunicamos lo hacemos de forma no verbal.

Cuando existe un conflicto entre lo que una persona expresa verbalmente y sus gestos hazle siempre caso al lenguaje no verbal ya que es inconsciente y eso asegura que no te mienten. “Un gesto vale más que mil palabras”.

Respecto al amor ¿cómo saber si le gustamos a una persona? a continuación  mostramos algunos gestos o señales, que pueden expresar de una forma no verbal que una persona está interesada en ti.
Como todo en la vida, nada es absoluto, por lo que si la persona no muestra esos gestos o muestra los contrarios no tires la toalla, también depende de la situación, por lo que es bueno evaluar en conjunto los detalles después de varios encuentros.
Ahora sí, si alguien realiza reiteradamente las señales que os describiremos a continuación es casi seguro que esa persona se siente atraída hacia ti, aunque esto no asegura que quiera o deba ir más allá. Como he dicho anteriormente depende de la situación personal de cada uno/a.
Lo cierto es, que si aprendemos a descifrar este tipo de comunicación tendremos más información a cerca de lo mucho o poco que le podemos atraer a la persona en la que estamos interesados/as.
Los hombres y las mujeres no nos comportamos de la misma manera,  os expondremos el modo de actuar dependiendo del género.


El lenguaje no verbal de las mujeres es más sutil, refinado variado y preparado.
Los indicios no verbales de que una mujer se siente atraída por una persona:
  • El pelo: que juegue con él mientras mantiene contacto visual, se lo  apartarte de la cara, sacuda la cabeza, lo eche para atrás, etc.
  • Las muñecas: que las muestre de manera inconsciente, como por ejemplo que extienda sobre una mesa los brazos con las palmas de las manos hacia arriba, mostrar la palma de las manos es interpretado como un signo de apertura y sinceridad.
  • Piernas: estarán relajadas, las abrirá ligeramente tanto de pie como sentada incrementándose la ondulación de las caderas. En caso de que cruce las piernas, apretará fuertemente una contra la otra dirigiendo los pies hacia delante, la rodilla señalará hacia la persona que le interesa mostrando interés hacia ella. Se suele acompañar con gestos como descruzar las piernas frecuentemente, acariciar levemente los muslos, etc.
  • Postura: que  incline su cuerpo hacia delante en actitud relajada e interesada.
  • Mirada: observará de reojo, con los párpados bajados, fomentará cruces de  mirada para mostrar interés y luego la desviará, esto lo hará repetidamente. Ocasionalmente dirigirá la mirada  a la zona genital de la persona que le interesa.
  • Llamar la atención: con ayuda de otras mujeres intentará captar la atención mediante risas, cuchicheos y/o exclamaciones acompañadas de cruce de miradas
  • Boca: la mantendrá semiabierta, humedecerá los labios de vez en cuando, utilizará frecuente pintalabios o brillo de labios (Desmond Morris lo considera símbolo de zona genital excitada). El labio inferior se hará más protuberante.
  • Movimientos de las manos: las moverá con delicadeza y acariciará objetos redondos o cilíndricos como por ejemplo: lápiz, copa, cigarrillo
  • Zapatos: jugará con ellos, acariciándolos, sacándolos y volviéndolos a poner en los pies.
  • La voz: el tono será voz es bajo y grave.


El lenguaje no verbal de los hombres es más sexual y agresivo y menos variado.
Indicios no verbales de que un hombre se siente atraído por una persona:
  • Postura: adoptará un rol de masculinidad: las manos apoyadas en la cintura, erguido, estómago hundido y codos hacia atrás (tratando de parecer más alto), el cuerpo estará girado hacia la persona por la que se sienta atraído.
  • Manos: apoyará los pulgares en el cinturón o en los bolsillos del pantalón señalando la zona genital al estilo vaquero.
  • Pies: apuntarán en la dirección de la persona por la que se siente atraído.
  • Sudoración: aumentará y consecuentemente habrá un cambio en el olor.
  • Músculos: los tensará inconscientemente.
  • Mirada: será persistente y la alternará entre ojos y otras partes del cuerpo como piernas o pecho. La pupila se pude dilatar hasta un 30%
  • Ropa: se colocará la ropa, como por ejemplo arreglarse la corbata, la camiseta, etc.


Y por último creo que también es interesante conocer indicios no verbales de que una persona no se siente atraída por ti:
  • Mirará por la ventana al reloj o a  la pulsera reiteradamente.
  • Hará sonidos con el pie golpeando el suelo o tamborileando los dedos sobre la mesa.
  • Balanceará las piernas
  • Apoyará la cabeza sobre la mano
  • Cruzará los brazos, al principio puede ser normal pero si continúa con la misma postura todo el encuentro, puede ser una señal de rechazo que no quiere que le invadas su terreno.
  • Beberá  y/o comerá mucho.
  • Sostendrá la copa o vaso en alto
  • Los pies apuntarán en cualquier dirección menos hacia ti
  • No te tocará o rozará nunca.      


    Esperamos que os sean útiles estos consejos.