G + Followers

miércoles, 13 de febrero de 2013

Antes de irnos a trabajar.


Buenos días, un polvo rápido recién levantados.



Ella y yo nos levantamos esta mañana dispuestos a asearnos, desayunar e irnos a nuestros trabajos respectivos, pero una vez en el baño… le quité la camiseta cortita que llevaba puesta y me puse a chupar sus tetas, le toqué su coño hasta que le hice mojarse con mis dedos dentro, Ella luego me dio una mamada de verga increíble estando yo de pie, como era incómodo para ambos, Ella me tomo de la mano y me llevo a la cama de nuevo, allí nos enroscamos en un delicioso 69 de lado, yo con la cara metida en su entrepierna y Ella chupando como desesperada mi pene y metiéndolo casi entero en su boca.
Ella enseguida se corrió entre mis labios y lengua, yo no dejaba de estimular su clítoris, Ella seguía chupando mi glande con ansias, yo dejé que continuara, quería saber que iba a hacer con mi leche que estaba a punto de llegar. En unos minutos mas comencé a eyacular, Ella lo repartió entre su rostro y sus tetas. Ella estaba bañada con mi semen. Mira como me dejaste cariño, me dijo señalando toda mi corrida en su cara y sus pechos. Era tanta que tuvo que irse a limpiar a la ducha.
Unos minutos más tarde estaba de regreso conmigo, besándonos y tocándonos como si fuera la última vez que lo hacíamos. Pronto nos calentamos de nuevo, Ella me coloco abajo y se fue montando encima de mi, tomó mi verga y se lo puso en la entrada de su coño, luego se fue sentando encima hasta que se la metió toda, Ella ponía sus ojos en blanco mientras me deslizaba dentro de su vagina. Luego empezó a moverse, su coño me apretaba nuevamente la polla. Me cabalgó hasta llegar a un sonoro orgasmo, emitió unos grititos de intenso placer y de la intensidad bajó a morder uno de mis pezones, no fue nada doloroso y me dejó sus dientecitos marcados en la piel. Luego se dio la vuelta y mostrándome sus lindas nalgas y su coño con mi verga adentro comenzó a follarme. Era excitante ver mi polla en su coñito y como movía sus nalgas, suficiente para que en cinco minutos yo le entregara otra tanda de esperma en su cuevita. Terminado todo esto, corrimos como locos porque sino... llegábamos tarde.






Feliz día… y Feliz sexo.



Ella y Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar