G + Followers

lunes, 25 de febrero de 2013

QUE GUSSSSTO EMPEZAR EL LUNES ASÍ...



Esta mañana antes de levantarnos de la cama, nos dimos los buenos días, como hacemos siempre, con un besito dulce y tierno, pero yo estaba muy excitado, mi polla estaba dura por el roce de la noche con el culito de Ella y me apetecía tener un ratito de sexo antes de empezar el duro Lunes.

Entonces le llevé su mano hacia mi pene.

-Tócalo, frótalo, siéntelo.

Ella no se resistió a que le llevara su mano a mi polla luego hizo lo que le dije y me lo empezó a frotar.

-Así, así amor. Sigue.

Empezó a masturbarme muy despacio, primero con dos dedos por el glande y luego con toda la mano agarrando mi verga dura.

Al rato, le saqué la mano de mi pene y me eché boca arriba.

-Chúpamela mi cielo, por favor, chúpamela. Ella acercó su cabeza lentamente y se metió todo el capullo en la boca. Con mis manos acompañaba el movimiento de su cabeza. Me encanta como me la chupa mi chica, sentir su lengua en mi pene me ponía muy muy cachondo, hasta que la paré sin decirle nada y me senté al borde de la cama.

-Ven mi amor, te quiero follar aquí.

Ella se acercó mirándome muy lascivamente, se sentó en mí suavemente y sentí como mi pene la perforaba delicadamente.

-¡OH!-solté un quejido.

Ella me miraba muy sensual, -así mi amor, me encanta tenerte así- le dije- ahora muévete.

Ella empezó a moverse, empezó a subir y bajar.

-Así, así, así…-le decía.

Ella empezó a gemir y a hacer gestos de placer.

-Ay mi amor, ¡no pares! ¡Sigue! Yo le empecé a agarrar las nalgas y le empecé a meter un dedo en el culito y Ella lo recibió con una exclamación de placer, así que empecé un mete y saca también con el dedito.

-Aaaaaahhhh…

Ella empezó a gemir descontroladamente. ¡Me haces correrme muchooooooooooo!. Yo ya estaba al borde del orgasmo. Ambos empezamos a gemir, gritar y a poner gestos de tremendo placer.

-¡Ay! ¡Que rico! -Me decía ella.

-¡Sigue follándome! – le gritaba yo.

-¡Aaaaay! -¡que me corro mi vida!

Al momento del orgasmo le apreté las nalgas con fuerza y seguí metiendo mi dedo en su agujerito

-¡Que rico! ¡Métemelo más!- me pidió.

Yo lo hice y así nos corrimos los dos, explotando en un orgasmo conjunto que llenó la habitación de gemidos de placer.

Luego nos quedamos descansando abrazados hasta que nos dimos cuenta de que la hora se nos echaba encima y tuvimos que salir corriendo de la cama a la ducha, ya veréis como un día de estos llegamos tarde a nuestros trabajos….

3 comentarios:

  1. Que felicidad empezar el lunes así...y conociendo a Ella y a El seguro que lo acaban todavía mejor....

    ResponderEliminar
  2. Afrodita2/3/13 12:47

    Impresionante sesión de sexo, como siempre! así sí que da gusto empezar un lunes! ;)

    ResponderEliminar
  3. Encantados de volver a saber de tí! 12 besos.

    ResponderEliminar

Comentar