G + Followers

miércoles, 10 de abril de 2013

18 HORAS DE CAMA. PARTE II .


...

Tras un descanso de apenas 3 minutos, Ella me dijo, ‘’quiero chupártela’’, se arrodilló en la cama y se puso a chuparme el pene dándose la vuelta para poner mi cabeza entre sus piernas y su vagina a la altura de mi boca, osea, un 69 de lo más caliente. Ella cogió mi polla e inició un sube y baja, masturbándome y chupando el glande despacio, yo seguí masajeando su clítoris y metiendo un dedo en su vagina, luego dos y tres dedos, ella subía y bajaba sus caderas con gemidos entrecortados por tener la boquita llena de mi. Busqué su ano con mis dedos e inicié un masaje para dilatar su entrada, muy despacio y aprovechando el chorreo de sus juguitos vaginales, introduje un dedo y seguí con el mete y saca. Yo estaba a punto de correrme de nuevo con la chupada que me estaba haciendo, y después de que echara el fruto de otro orgasmo en mi boca y me mojara la cara con su corrida le dije, ‘’ven aquí cielo, a mi lado, quiero metértela en el culito’’.



Ella se levantó y se acostó a mi lado dándome la espalda, antes de acercarla al agujerito me dediqué a frotar el glande por la rajita de su coño, empapando así la polla y el ano para usar los fluidos vaginales como lubricante, una vez que tenía todo el acceso bien empapado, fui empujando despacio, consiguiendo dilatar el ano hasta hundir media polla. Ella, jadeante y ansiosa, relajó su cuerpo y se preparó para soportar las embestidas. Comencé a moverme y a empujar, la sacaba hasta el glande y la hundía hasta la mitad, eran movimientos suaves, tratando de minimizar el dolor que al principio siempre existe en el sexo anal. Ella gemía y jadeaba cuando la verga avanzaba en el interior de su culito, y a la vez que me la follaba, le acariciaba el clítoris con una mano, lo que provocaba orgasmos casi encadenados y que la tenían al borde del clímax absoluto,. Yo estaba que no podía más, y dando unos cuantos empujones seguidos y hasta el fondo, me corrí dentro del culo. Sin sacarla, continué con movimientos suaves dentro y fuera, vaciando todo el semen, pero con la polla aún dura, y así provoqué otro orgasmo más, ya eran incontables las veces que se había corrido.

Foto real del momento


Pero la cosa no acabó ahí, nuestra calentura, en lugar de disminuir, iba en aumento, Ella se incorporó y se bajó a acariciarme la polla y se la metió en la boca, aún estaba chorreando semen después de correrme, se la metió en la boca y se dedicó a chupar con todas sus fuerzas, se entretenía pasando la lengua por mi glande, y con las manos acariciaba mis huevos. Mientras tanto movía la cabeza lentamente para lamerme de arriba abajo. Yo volví a estar con la polla muy dura y separándola de mi boca le dije que se pusiera a cuatro patitas y levantando su hermoso culito, me puse detrás de Ella y se la metí de un empujón. Su coñito estaba súper lubricado y ardiente, se la metí bien adentro, hasta el fondo, un momento después mi chica tenía uno de los orgasmos más intensos de su vida, gimiendo y gritando sin ningún pudor, sin dejarla descansar, continué con la verga bien clavada hasta el fondo estrujándole las nalgas, Ella gemía y jadeaba aferrada a la almohada para ahogar los gritos de placer. ‘’Despacio, déjamela adentro, no te muevas, así, hasta adentro ahora’’, me dirigía la follada para llevar al máximo su placer y tenía una cadena de orgasmos increíble.

Nuevamente, nos dejamos caer en la cama y abrazados, sudorosos y felices, descansamos un ratito y nos dimos una ducha, pero tras esto, volvimos a la cama y la cosa volvió a ponerse al rojo vivo.

Continuará...

Ella y Él

martes, 9 de abril de 2013

18 HORAS DE CAMA. PARTE I .


Hola amig@s.

Este sábado, tuvimos un maratón de sexo, pero lo bueno es que ni lo habíamos planeado, surgió de repente y así lo aprovechamos.

El sábado después de comer, salí de casa a hacer unas compras. Cuando regresé sobre las 17:00h, Ella estaba hablando por teléfono con su Madre, llevaba puesta una camiseta corta, y un pantalón de pijama muy liviano. Cuando llegué le dí un beso y pasé a la habitación a cambiarme de ropa. Cuando volví a salir ya cambiado, me la encontré en el pasillo, continuaba al teléfono, y en ese momento se agachó para dejar algo en uno de los cajones del mueble del pasillo dejándome ver el nacimiento de su culito y el tanga. Me puse cachondo enseguida y la agarré por detrás abrazándola y besando su cuello y mordisqueando su nuca. Mis manos comenzaron a sobar sus pechos por encima de la camiseta y fui bajando hasta acariciarle el coño por encima del pantalón, Ella comenzó a excitarse, aunque continuaba hablando con mi Suegra, pero ya no tardó en colgar. Dejó el teléfono en la base y dándose la vuelta me metió la lengua hasta la garganta, sus manos bajaron a mi paquete, y se encontraron con mi polla dura como una piedra. En cuanto lo notó, me dijo, ‘’vamos a la cama’’.

En cuanto llegamos, nos quitamos la ropa y nos metimos entre las sábanas, nos abrazamos y nos besamos durante un buen rato, jugando con nuestras lenguas y frotándonos los cuerpos uno contra el otro. Mis labios besaban su boca, mordían sus labios, mis manos buscaban el contacto de sus pezones erectos. Dejé de besarle los labios y comerle la lengua, y fui bajando muy despacio por el cuello, las tetas, el estómago y el ombligo, hasta llegar a su pubis. 
Tenía las piernas abiertas y el coño rezumaba esencia de sexo. Rosadito, perfumado, jugoso. Le metí la lengua lentamente, le abrí las piernas y gocé de su coño y sus salados jugos hasta que tuvo un orgasmo, el primero de una infinidad de aquella tarde noche. Continué metido con mi cara entre sus piernas, le acariciaba los pechos con las manos, le mordisqueaba el clítoris y Ella iba entrando poco a poco en un estado de embriaguez sexual muy intenso y le vino otro orgasmo. Cuando se recuperó me dijo, ‘’ven cariño, quiero que me folles’’.

Me incorporé y me tumbé sobre Ella, acariciando con la punta de mi polla sus labios vaginales. Ella contenida esperaba, con la boca y los ojos entreabiertos, con cara de deseo, expectante, deseosa de que la llenara completamente con mi barra de carne. Y así lo hice. Sentí como su coñito me comía. Estaba muy caliente y mojado y muy despacio, fui haciéndome hueco, hasta que la penetré completamente, hasta el fondo.

Conforme avanzaba abriendo camino, Ella arqueaba la espalda acoplándose por completo a mi profunda y lenta penetración. Cuando nuestros pubis se tocaron, su clítoris quedo prisionero. Toda mi verga ya estaba dentro y nos quedamos unos segundos estáticos, disfrutando con la ola de placer que despertaba nuestros cuerpos. Cerró los ojos, y acunada entre nubes, empezó a moverse debajo, sensual y con ritmo pausado, a lo que yo respondí follándola muy dulcemente, sintiendo como mi verga entraba y salía de su mimoso coñito.

Empezaron a escucharse sus gemidos. Conforme iban pasando los segundos, la intensidad de nuestros movimientos fue en aumento, las caricias se hicieron más intensas y sus orgasmos se sucedían sin parar. En un momento de la follada, Ella alzó un poco las piernas, levantando su hermoso trasero, buscando el ángulo adecuado para que mi polla entrara aún más en su coño, llegaron los jadeos y grititos, y de repente, saqué por completo mi rabo y volví a meterlo de un solo golpe hasta el fondo, sin violencia pero muy fuerte, y apretando muy fuerte, llego a sentir la entrada de su útero, la llevé a otro orgasmo intenso, muy intenso, sus uñas se clavaron en mi piel, dejando marcas, prueba del inmenso placer que estaba sintiendo.

Esto es una parte de lo que veo de mi Nena cuando hacemos el amor.


Ella me dijo ‘’fóllame mi vida, fóllame mucho’’, y yo, obediente, volví a hacerlo. Entré y salí una y otra vez, sin parar de penetrar el coñito de lo que mas quiero en el mundo, metiendo y sacando mi polla, fuerte a veces y muy suave otras, sin compasión, pero con todo el amor del mundo, abandonado a una furia lasciva. Ella se retorcía, agarraba con sus manos mi culo, apretaba mis testículos, y me miraba con los ojos perdidos. El fuego, la pasión y la lujuria se apoderaron de nosotros. Ella, llegando una y otra vez al orgasmo. Yo, esforzándome por no inundarla con mi semen, aguantando con todas mis fuerzas para no correrme, esperaba el momento justo. El chispazo saltó y llegamos juntos al clímax, no pude aguantar más e invadí el coñito de mi Nena de una eléctrica y descomunal descarga de leche. Tuvimos convulsiones y espasmos. Ella era una catarata de juguitos de sus incontables orgasmos, y sus chorros se mezclaron con mi esperma.

Nos quedamos quietos, muy abrazados, yo abrazándola por detrás, apretando mi cuerpo contra su espalda, sintiendo nuestra agitada respiración e intentando que nuestros corazones se tranquilizaran y se relajaran nuestros músculos. Cogí mi polla y empecé a darle golpecitos en la entrada de su culito y a frotarme entre sus nalgas, como pidiendo permiso para entrar, y como consecuencia, en unos minutos estuvimos a punto para otra exquisita batalla.

Ninguno de los dos esperaba que esto durara…. casi 18 horas…

Continuará...


Ella y Él. 

jueves, 4 de abril de 2013

EMPEZANDO EL DÍA EN LA DUCHA



Esta mañana nos levantamos de la cama y decidimos ducharnos juntos porque nos habíamos despertado ‘’juguetones’’. Rápidamente nos quitamos los pijamas, nos metimos en la ducha, y empezamos a aplicarnos mutuamente el jabón mientras nos acariciábamos y nos dábamos muchos besos y caricias hasta que me decidí a poner sus manos en mis huevos para que me los acariciara. Lo hizo muy despacio con una mano, y con la otra, cogió mi pene ya erecto y lo recorrió acariciándolo una y otra vez, a modo de lenta masturbación, luego descendió por mis muslos lamiendo el interior de mis piernas. La levanté y suavemente le di la vuelta para besar y manosear sus nalgas donde me recreé sobando y lamiendo su agujerito. Ella se puso de nuevo de frente y se agachó metiéndose mi suculenta verga en la boca y empezó a moverse con ritmo, se movía de arriba hacia abajo, con unos movimientos y una penetración oral que a punto estuvo de hacerme explotar dentro de su boca. La detuve y tome su cara, levantándola para besarla e introduciendo mi lengua muy dentro de su boca, mi cuerpo se pegó al de Ella. Salimos de la ducha para poder acabar aquello más cómodos en la cama, le dije que se tumbara y que abriera las piernas, obedeció sin decir nada, solo me miraba con deseo. Empecé con mi lengua desde las rodillas subiendo por el interior de sus muslos hasta llegar a su coñito, le temblaban las piernas y cuando empecé a darle besos y cogerle el clítoris con mis labios y acariciarlo con mi lengua, le llegó el orgasmo. Una vez que recogí todos aquellos jugos con mi lengua, preparé mi polla que estaba muy dura y a punto de explotarme y ella la cogió con la mano y me la empezó a chupar, lo hizo suavemente y se le notaba que estaba disfrutando yo notaba todo el glande mojado por su saliva y ella subía y bajaba lentamente, hasta que al final me corrí como nunca, echando toda la leche en la boquita de Ella que estaba gozando de placer porque a la vez yo tenía un dedito metido en su coño e hice que tuviera otro orgasmo mientras me la chupaba. Nos recostamos sobre la cama, abrazándonos durante unos minutos y al rato empezamos otra vez a darnos besos y yo a tocarle el coño y el clítoris, Ella cerraba los ojos y movía las caderas como pidiendo más, le dije que quería un 69, y ella se puso encima de mí, le empecé a meter la lengua y un dedito por el culo poco a poco, y en pocos segundos empezó a tener orgasmos salvajes sin dejar de chupármela, hasta que me corrí otra vez y me pidió que parara porque no podía más. Cuando nos dimos cuenta de la hora, tuvimos que vestirnos y desayunar a la carrera porque ya peligraba nuestra impoluta puntualidad.
Cualquier día, llegamos tarde a trabajar.

Ella y Él.







martes, 2 de abril de 2013

CUENTA DE TWITTER ACTIVADA

Hola, ayer por la tarde twitter volvió a activar nuestra cuenta de nuevo, sin dar ningún motivo ni ninguna explicación de las razones de la suspensión.
Muchas gracias a tod@s por vuestro apoyo y por estar ahí.

¡¡ GRACIAS ¡¡

Ella y Él.

sábado, 30 de marzo de 2013

INSOMNIO SEXUAL

Esta noche, me desperté al poco rato de dormirnos, habíamos estado haciendo el amor cuando nos metimos en la cama, pero parece que mi polla no había tenido bastante, porque me desperté con una erección considerable. Desperté a mi chica bajándole las braguitas y bajando muy suavemente lamiendo sus piernas, empecé a chupar su jugoso coño, Ella empezó a gemir y a retorcerse, entre una mezcla de protesta por despertarla y gemidos de placer, yo saboreaba su vagina, que cada vez más húmeda, me ofrecía los mejores jugos, cuando Ella me empezó a suplicar que se la metiera, me incorporé y se la metí hasta adentro de un solo empujón haciendo que soltara un gritito de placer. Después de un buen rato con el mete y saca me detuve y volví a chuparle la rajita, cuando me detenía en su clítoris Ella se estremecía, y yo volvía a restregar mi lengua pasando por su agujerito del culo. En una pausa, la giré despacio sobre la cama, abrí las piernas y volví a su coño saboreando cada gota de flujo que su vagina me ofrecía, con mis manos recorría su cuerpo, me detenía en sus tetas apretándolas suavemente, acariciando sus pezones que estaban ya durísimos.

Cambiamos de postura y Ella se puso encima de mi haciendo un 69, comenzó a chupar mi pene mientras yo seguía dedicado a su coño y a su culo, me agarraba la polla y me la chupaba con fuerza casi hasta provocarme el orgasmo. Para evitar que me hiciera correrme y aprovechando sus flujos vaginales le metí los dedos en el ano, este cedía fácilmente con esa lubricación, así que empecé a moverlos dentro, Ella se volvió hacia mi y entre jadeos me gritó ¡¡fóllamelo¡¡”me puse detrás cuando se puso de rodillas sobre la cama y se la apunte en su agujero, empujé mi polla despacio, notaba como su culo se abría para dejar paso a mi glande, la sensación era fantástica, ’’sigueeeee, dame más no pareeesss, métemela hasta el fondo mmmmmmmm, quiero mássssssssssssss’’, gemía Ella mientras se retorcía de placer y explotaba retorciéndose en un orgasmo interminable, el cual encadenó con otro simultaneo y que con sus movimientos hizo que mi polla se saliera de su culito, en ese momento se dió la vuelta y se metió todo mi pene en la boca dedicándose a hacerme una mamada increíble que estuvo a punto de hacerme correr en su garganta.

Me aparté como pude sacándosela de la boca, a lo que Ella protestó débilmente y subiéndome encima, cara contra cara, la penetré hasta el fondo comenzando a follármela con fuerza, pasé una mano por debajo de su cuello y busque su boca con
ahínco a la vez que deslicé mi mano entre nuestros vientres y le toqué el clítoris mientras se la metía y sacaba sin parar.
De repente Ella, dejando de besarme y comenzó a arañarme fuertemente la espalda y los brazos y a apretarme muy fuerte hacia si, a la vez que gemía con fuerza moviendo su cuerpo de manera desenfrenada gritando: ¡¡‘’me corro cariño, me corro muchooooo, no pares, fóllame y córrete conmigo’’!! , y cumpliendo sus deseos, aceleré el ritmo de mi follada y llegamos juntos al orgasmo dejando su coñito muy lleno de leche calentita.

Me dejé caer de costado a su lado, agotado, mi brazo pasaba por debajo de su cuello abrazándola contra mí, cuando me dijo, te Amo tesoro mío, te adoro con todas mis fuerzas, y apretando su culito contra mi miembro, se quedó dormida como un ángel, yo seguí despierto, contemplando la mujer maravillosa que tengo y que descansaba a mi lado llena de felicidad y satisfacción, hasta que me quedé dormido con esa preciosa vista en mi retina.


Ella y Él

miércoles, 27 de marzo de 2013

TENIENDO SEXO ANTES DE SALIR DE VIAJE.


Esta mañana, nos pusimos a hacer las maletas para irnos de viaje, nos vamos fuera unos días aprovechando la Semana Santa, pusimos las maletas encima de la cama y Ella se puso a llenarlas y colocar las cosas, llevaba puesto un vaquero ceñido que al agacharse para recoger ropa de los cajones me dejaba ver las tiras del tanga negro que llevaba puesto, y me estaba poniendo a cien. Por supuesto que no es la primera vez que veo el tanga de mi chica, pero eso no quiere decir que no me siga poniendo cachondo como el primer día.
Me acerqué a Ella, en esos momentos, creo que mi erección era patente a todas todas… la cogí por detrás por la cintura y la atraje suavemente hacía mí. No se resistió. En ese momento ya tuvo que notar mi verga, totalmente tiesa… sin más demora bajé mi mano y la posé en su excitante trasero, y volví a atraerla hacía mí… ella ya empezó a excitarse como yo… busqué su boca con mis labios, y nos besamos, apasionadamente, mezclamos nuestras lenguas. Sin dejar de besarla, empecé a desabrocharle sus pantalones y se los bajé, dejando al aire su culo  impresionante. Mis manos gozaron de su culo en toda su amplitud.
Le acaricié los labios de su vagina con mis dedos, y mis manos se deslizaron, por debajo de su ceñido jersey, hacia sus más que deseadas tetas, comencé a pellizcarle suavemente esos pezones, que en esos momentos se encontraban duros, y muy tiesos. Me entretuve largamente sobando esos hermosos pechos, Ella no paraba de gemir, suspirar y jadear suavemente.
Le dí la vuelta sin dejar de manosear todo su cuerpo y de un empujoncito suave hice que se apoyara en la cama.
La imagen era la siguiente, Ella de pie con las manos apoyadas en la cama, con los zapatos de tacón puestos, los pantalones bajados, el tanga en su sitio, ligeramente ladeado, el jersey levantado en su parte delantera, mostrando sus dos generosas tetas con sus más que ardientes pezones, la espalda arqueada, sus ojos entrecerrados, y su boca jadeante, suplicante. La chupé y la sobé sin tregua, las tetas, el trasero, el trasero, las piernas, su vagina, introduciendo mi lengua hasta lo más profundo, jugando, mordisqueando su clítoris.
- ¿Que me vas a hacer Cariño?, me susurró suave y lascivamente.
- Chúpamela, le dije.
Escuché un simple, ‘Sí’, que repitió varias veces con la respiración entrecortada, mientras con su lengua recorría mis huevos, cogí mi miembro con las manos y lo introduje entre sus labios. Lo aceptó con gran excitación, placer y calentura.
Empezó a chupar muy enérgicamente. Reconozco que es algo que me da mucho morbo hacer, sujetar a mi niña por los cabellos, y empujar suavemente su cabeza hacia mi pene, follarle despacio la boca y así lo hice, y eso a Ella también la excita y se estaba poniendo todavía más caliente. Me estaba poniendo a mil, contemplar su cara, que a su vez, me miraba viciosa, mientras  hambrienta, me la comía. Fue una mamada maravillosa, pero no permití que terminar, porque casi me hace correrme en su boquita.
Saqué mi pene de entre sus labios, y la ayudé a levantarse, la situé exactamente en la misma posición, en pie, apoyada con las manos en la cama, deslicé su tanga hacia abajo, y empecé a lamer, a chupar, a comerla entera, entre las piernas, el culo, su ano, su vagina estaba completamente mojada, chorreaba… y  no paraba de gemir y de jadear.
- Te voy a follar, le dije.
Mi polla estaba tiesa y dura como un bastón y la penetré de un solo y enérgico empujón.
Empecé a bombear muy fuerte, muy rápido, Ella no paraba de gemir, cada vez más fuerte, me pedía más y más, yo deslizaba mis manos hacia sus pechos y mientras me la follaba, no paraba de sobarle las tetas y pellizcar sus pezones, estábamos ambos disfrutando, sin duda, de un polvo increíble.
En la cima de la excitación, introduje un dedo suavemente en su ano y eso aumentó sus gemidos, así es que seguí jugando con su hermoso culo…
A Ella la excitaba aquello, si cabe todavía más, cada vez que metía un dedo en su ano, gemía y jadeaba más…  así que saqué mi pene, y apunté con mi glande hacia su agujerito,  se dejó caer completamente sobre la cama, y con ambas manos se abrió las nalgas.
Después de un par de empujoncitos suaves para ir abriendo el camino, penetré con mi glande extremamente duro, ese culito que me vuelve completamente loco y que me pone tan cachondo.
Ella suspiró, así que poco a poco, mi ritmo se acrecentó, mientras la enculaba, jugué con su clítoris, y empezó a gemir y gozar de placer mostrando generosamente cuanto gusto le estaba dando.  Al poco, me incorporé, y le pedí que se pusiera a 4 patas, la sujeté firmemente por las caderas y empecé a empujar con mucha más fuerza y movimientos acompasados…  no paraba de gemir, de gritar… de pedir más y más… y continuó teniendo orgasmos encadenados hasta que ya no pude mas y  terminé corriéndome salvajemente en el interior de su ano.
Cuando terminamos todo esto y recomponernos y  hacer las maletas, había pasado un largo rato.
Ahora… estamos saliendo de Madrid pero en medio de un importante atasco…

Ella y Él.

martes, 26 de marzo de 2013

¿SEXO ORAL = FELICIDAD?


Un estudio realizado en los Estados Unidos reveló que las mujeres que practican sexo oral son más felices.

El informe fue elaborado por la Universidad Estatal de Nueva York y arrojó inesperadas conclusiones, tras una serie de entrevistas a más de 293 mujeres de todo el país.

Según pudo conocerse, el semen contiene sustancias antidepresivas como la serotonina, la tirotropina y la melatonina, un agente que induce el sueño. A su vez, contiene químicos como la oxitocina, cortisol o estrona que mejoran el desempeño cognitivo.

Las mujeres entrevistadas expusieron los detalles de su vida sexual y los científicos llegaron a una conclusión que sorprendió a todos, las mujeres más felices son quienes mantienen contacto con el fluido seminal, al tiempo que son menos depresivas, más saludables y tienen un mejor desarrollo intelectual.

"La fellatio (sexo oral de la mujer hacia el hombre) es una de las actividades predilectas, quizás la más erotizante, para la gran mayoría de los varones.
Según el informe, sólo el 1 al 3 por ciento de ellos dice que la idea de recibir sexo oral les disgusta". Es, en definitiva, algo esencial para el encuentro erótico y debe resultar placentero para ambos miembros de la pareja. Sin embargo, es todo un tema. A ellos les encanta hacerlo y que se lo hagan. A ellas les gusta menos.

¿Que pensais?

Ella y Él.
 

martes, 19 de marzo de 2013

MADRUGADA DE SEXO ARDIENTE.


Hola amig@s, paso a relataros nuestra experiencia sexual de la pasada madrugada.

Como casi todas las noches, estoy despierto acariciando el cuerpo de mi chica, cuando me doy cuenta que tengo una erección enorme y que mi miembro se sale del pijama (cosa muy habitual…., jejejeje).
Miro a mi lado, mi Princesa duerme profundamente junto a mí, y me dedico a besar sus hombros y su espalda por detrás despacito, mientras me voy bajando los pantalones casi hasta mis rodillas. Mis manos ya saben a dónde dirigirse. El índice de la mano derecha choca contra su clítoris y Ella empieza a moverse despacito. Mi dedo medio pasea entre sus labios vaginales que se van empapando poco a poco. El vaivén de mi índice va haciendo efecto y la  lleva después de unos minutos al preludio del orgasmo, ese momento en que le tiembla el cuerpo entero y las vibraciones anuncian la llegada de un orgasmo. Mis dedos coquetean con la entrada de la vagina, y  voy introduciendo uno de ellos despacio. Sigo con dos dedos dentro, casi hasta los nudillos, y después movimientos en círculo metiendo y sacando muy despacio. Comienzo entonces un movimiento rotatorio dentro del coñito de mi nena. La sensación es de placer absoluto  y mi  mano se mueve hacia sus tetas, empiezo a acariciar sus pezones, que se ponen muy muy duros y hacen que el coñito de Ella se moje cada vez más. No tardará mucho en correrse, lo noto por sus gemidos y su respiración agitada y mis manos empiezan a moverse acompasadas para acelerar la llegada del clímax, siento como su abdomen se tensa y se arquea hacia adelante un instante, en posición fetal. Es la llegada de su orgasmo que  empapa mis dedos y mi mano entera, y que hace que Ella se retuerza de placer y que mi polla se ponga aún más dura si cabe.
Mientras termina de correrse, coloco mi verga entre sus nalgas, aprovechando todos los líquidos que salen de su coño  voy lubricando la cabeza de mi pene y aproximándola poco a poco y resbalando entre sus piernas, a la entrada de la vagina, y antes de que pueda decirme con esa voz que me vuelve loco de deseo…’’métemela cariño, métemela toda’’, cosa que hago de un golpe introduciéndola entera, (l@s que hayáis visto las fotos del blog sabéis el tamaño del que hablamos…) , en el coñito húmedo y caliente, arrancando un quejido placentero de la boquita de Ella, que apenas estaba terminando de recuperarse del primer orgasmo, cuando ya se veía invadido de nuevo por mi polla enérgica y con muchas ganas de llenarlo de leche calentita. Sin dejar que se repusiera empecé a moverme despacio, pero introduciendo el pene en toda su longitud hasta el fondo de su coñito, notando en muchas ocasiones la entrada del útero, cosa que provoca en mi niña un placer que me envuelve y me lleva al borde del orgasmo. Ella gemía y se retorcía de placer, y encadenaba los orgasmos sin apenas recuperarse del inmediatamente anterior, hasta que no pude esperar más y noté como mi corrida estaba a punto de llegar. Le pedí a Ella que se volviera hacia mi y me puse de rodillas, agarrando mi polla fuertemente con la mano para aguantar la eyaculación, y cuando estuvo frente a mi, me corrí sobre sus tetas, gritando y gimiendo de placer, mientras veía como Ella esparcía mi semen sobre sus pechos y se relamía de deseo y mientras lo hacía, metí mis dedos en su coño y la llevé a tener otro orgasmo mientras se llevaba su mano llena de mi leche a la boquita y chupaba relamiéndose de placer.
Y mientras estoy escribiendo esto, mi Niña, se ha puesto cachonda y me reclama para repetir algo parecido.
Os dejo un montón de abrazos y 12 besos.
Él.

sábado, 16 de marzo de 2013

martes, 12 de marzo de 2013

NOS GUSTARÍA QUE PARTICIPARAIS.

!! Buenos días ¡¡

Vamos a hacer una especie de encuesta, nos gustaría que nos dijerais, aquí en el blog, abajo, en el lugar de los comentarios, cual es la  entrada, post, publicación, relato o como querais llamarlo, que mas os gusta de nuestro blog, podeis decirnos solo una, o varias, como querais. También la opinión que tenéis del blog, o de las publicaciones, si os gustaría que hablaramos sobre algún tema en especial, etc etc... Podeis dejar vuestros comentarios de forma anónima, o pública, eso ya va a gusto de cada uno, pero nos gustaría mucho que dierais vuestra opinión.

!! Esperamos muuuuchoooos comentarios ¡¡

Muchas gracias.

12 besos

Ella y Él.

domingo, 10 de marzo de 2013

COMO EMPEZAMOS...BY ELLA I


No recuerdo en qué momento me fijé en Él por primera vez, pero si sé que desde  que me percaté de su existencia, ya no pude dejar de pensar en Él nunca más. Yo me pasaba el tiempo en el barrio con mi grupo de amigas y llegó un momento en que aquel grupito de amigos, todos mayores que nosotras, empezaron a ser el blanco de nuestras conversaciones y miradas. Nos repartimos el grupo entre nosotras y éramos tan buenas amigas que ninguna coincidió jajaja “este rubio me gusta a mí” “pues a mí el de los ojos azules” “pues el bajito a mi me hace tilín” . Todas teníamos nuestro “amor platónico” particular y nos poníamos tontísimas cuando ellos andaban cerca, pero jamás se nos pasó por la  imaginación que pudiera haber algo serio, los veíamos tan inaccesibles…A mi me encantaba  Él; ese chico alto y delgado, con sus vaqueros apretados…mmmmmmmmmm. Soñaba con Él lo mismo que con el cantante de moda, buscaba cualquier pretexto para verle procurando que no se diera cuenta (ilusa jeje), luego supe, porque Él me lo dijo,  que disimulaba muy mal jaja. Y un buen día…

Pues estábamos en grupo, cada uno con el suyo. como cada tarde, hablando de ellos precisamente y recreándonos, de repente Él vino hacia nosotras, mientras una bonita canción sonaba de fondo (¿no os animáis a intentar averiguarla?) y mis amigas la emprendieron a codazos conmigo al ver que "el mío" venía en nuestra dirección, pero yo estaba tranquila porque no me creía que viniera a hablar conmigo y entonces se paró delante de mí y me dijo: te la dedico.

¿Qué? ¿Me la dedica? ¿A mí? ¿Una canción de amooooooorrrrrrrrrr??? TE LA DEDICO!!! ¡¡AY MADRE!! Miré a un lado y a otro, intentando reaccionar de alguna manera digna, procurando no desplomarme por culpa de mis rodillas de gelatina. El cielo se me juntó con la tierra, esas mariposas del estómago de las que todo el mundo habla revolotearon, sonaron violines y salió el sol, la luna y las estrellas, todo a la vez. ME HABÍA HABLADO Y ME DEDICABA UNA CANCIÓN DE AMOR!!!! A MI!!!! Sin más, se dio la vuelta y me dejó allí, ojiplática y boquiabierta y recibiendo una soberana paliza de codazos de mis amigas. ¿Y ahora? ¿Ahora qué? ¿Cuál sería el siguiente paso? La ansiedad y los nervios me consumieron hasta que...


Cariño, te toca.

To be continued...

12 besos y buena noche de amor y sexo. ELLA.

SEÑALES PARA SABER SI UNA RELACIÓN SOLO SE TRATA DE SEXO.



Cuando una relación empieza conquistando el terreno físico puede volverse confusa con el tiempo. Es decir, si se acostaron la primera vez que salieron, o eran amigos que de repente tuvieron sexo y siguen viéndose de manera casual, llega un momento en que no sabes qué terreno estás pisando.


La incertidumbre, no saber en dónde estás metida o qué puedes esperar de la relación es la peor parte de una relación. Además de algunos consejos para manejar la situación te dejamos 10 señales de que esta relación se trata de sexo, 100% sexo, sólo sexo, únicamente sexo:

1. Cada vez que se ven, tienen sexo.

2. Te llama por teléfono siempre después de las 21:00h., siempre por la noche, y sólo se ven de noche.

3. No salen juntos a ningún lado. Se ven en su casa, en la tuya o en un hotel.

4. No comparten historias íntimas, no conoces a sus amig@s ni a su familia.

5. No se interesa por tu vida más allá de charlas triviales.

6. Cualquier conversación durante el día tiene connotaciones sexuales o busca terminar en un encuentro de este tipo.

7. No se queda a dormir, o si lo hacen salen corriendo con el primer rayo del sol.

8. Hay mucho alcohol de por medio. Si siempre que se ven se toman una cerveza, una copita de vino u tra clase de alcohol, señal de que es sólo sexo.

9. Saltan de la cama en cuanto terminan, o ya sea que alguno se meta en la ducha rapidamente, o les entre la necesidad de irse a su casa, no pasar tiempo juntos después del sexo es una clara señal.

10. No te ha agregado en redes sociales ni intercambiado correos o teléfonos de casa u oficina.

Recuerden que todo en esta vida es subjetivo y que reúnas los 10 puntos de esta lista no determina nada, pero sí te puede dar una buena guía de hacia dónde va tu relación.

En el momento en que esto te haga sentir incómoda o sientas que necesitas otro tipo de compromiso, habla. Si él se va, más valía sola que mal acompañada. Si se queda, la relación tiene más posibilidades de ser exitosa.

Esperamos que os sea provechoso.

Féliz día.

Ella y Él.

sábado, 9 de marzo de 2013

COMO COMENZAMOS... PARTE II


...Como iba contando en nuestra anterior entrada de esta entrega,  http://sexoamoryviceversa.blogspot.com.es/2013/03/como-comenzamosparte-i.html , comenzó a despertarse mi interés en tener algo con Ella, yo ya empecé a intentar forzar los encuentros casuales y a desviar mi mirada hacia donde Ella se encontraba, a hacerme el interesante y el ‘’importante’’, porque en definitiva eso era lo que hacíamos de jóvenes, hacernos un poco los chulitos para interesar a las chicas y atraerlas a nuestro terreno, aunque no siempre funcionaba ni funciona.
La verdad, y no es presunción, no me costó mucho seducir a aquella criatura, recuerdo que sus miradas furtivas me indicaban que ella estaba interesada en mí, pero me faltaba saber si el interés era solo eso o se quedaba ahí sin más y un día… !! me decidí ¡¡.
Era una tarde de verano, pero no calurosa, y no había mucho que hacer, entonces como muchas tardes, pues estábamos en el barrio con nuestras respectivas pandillas haciendo lo de siempre…, osea nada. Yo ya tenía coche y estaba con mis amigos escuchando música apoyados en el capó y con las puertas abiertas y ví que Ella estaba por allí con sus amigas, sentadas cerca de nosotros. Las miradas ya se habían cruzado unas ‘’cienes’’ de veces en aquella tarde, y yo ya tenía decidido que tenía que decirle algo para vernos a solas en algún lado, solo me quedaba encontrar el momento idóneo para ‘’atacar’’. De repente, en el equipo de música del coche empezó a sonar una canción, una de las baladas más románticas que existen a pesar de ser una canción de Heavy Metal…¿adivináis cual? 12 besos a quien lo acierte J y, sin pensarlo me acerqué a Ella y le dije: te la dedico. Aún estoy viendo aquella cara de asombro y las risitas y codazos de sus amigas, moratones les tuvieron que salir al día siguiente, señal de que algo habían estado hablando sobre el tema que nos ocupa.... y mi pobre que no reaccionaba jajajaja, me lo puso muy fácil para hacerle el primer boca a boca, ya que se vio claramente como se quedaba sin respiración ni pulso ni ná J, pobre… Y sin más y dejándola allí con la boca abierta, me di media vuelta y regresé con mis amigos, había empezado a tejer mi tela de araña…

To be continued…

EL DOLOR DE CABEZA SE CURA TENIENDO SEXO.


Uno de cada cinco personas que mantuvieron relaciones teniendo migraña lograron un alivio parcial y en algunos casos total.


Un equipo de neurólogos de la Universidad de Munster, en Alemania, descubrió que la actividad sexual puede conducir a un alivio “parcial o completo” de las molestias producidas por algunos tipos de migrañas. Por tanto, hacer el amor puede ser más efectivo que tomaranalgésicos, tal y como sugiere la investigación

El estudio, publicado por la revista de la Sociedad Internacional de Cefalea, encontró que más de la mitad de los pacientes con migrañaque tuvieron sexo durante uno de los episodios experimentaron unamejora en los síntomas, de acuerdo con lo que informa el portal diariouno.com.ar.

Uno de cada cinco pacientes reportó una completa ausencia de dolor tras mantener relaciones sexuales, mientras que otros, en particular los hombres, “incluso utilizaron el sexo como unaherramientas terapéutica“, señalaron los investigadores.

La explicación, según los autores, reside en que la práctica sexual desencadena la liberación de endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo humano, a través del sistema nervioso central, lo que puede reducir o incluso eliminar el dolor de cabeza.

Ya sabeis.... nunca... más dolores de cabeza. 

Ella y Él.

jueves, 7 de marzo de 2013

COMO COMENZAMOS...PARTE I

Como diría la canción de Eros Ramazzotti, una de nuestras preferidas..."como comenzamos, yo no lo sé..."

Hola a tod@s, como ya sabéis, somos Ella y Él y escribimos desde nuestra habitación contando nuestra historia y nuestra sexualidad, las dos cosas las vivimos muy intensamente.

Pero como todo, ésta a nuestro juicio preciosa historia de amor, tuvo un comienzo y eso es lo que os voy a contar aprovechando además que ha suscitado interés en una de nuestras seguidoras.

Soy Él y voy a contaros cómo viví yo el comienzo de nuestra historia de amor:

Todo empezó hace unos pocos años (así parece que somos más jóvenes, jejeje), vivíamos en un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera de España, un barrio normal de gente trabajadora y muy corriente, donde los niños corrían y jugaban en la calle con toda la tranquilidad del mundo sin preocuparse de nada más que las madres los llamaran desde la ventana para subir a por la merienda o a hacer los deberes. Yo, soy unos años mas mayor que Ella, pocos, lo justo que se suele decir, y por aquel barrio hacía correr los impulsos de mis hormonas adolescentes, ya sabéis…, que si hoy me liaba con una chica, luego con otra y así sucesivamente, tampoco era un Don Juan, pero no se me daba mal la cosa del ligoteo, aunque nada, todo eran amores juveniles y nada mas allá de unos cuantos besos y magreos que cualquiera hemos tenido en nuestros años mozos.


En aquel barrio pasaba las horas de los días que no había nada que hacer,con mi pandilla de amigos y Ella con sus amigas hacía lo mismo; casualmente Ella pasaba delante de mí constantemente y cuando yo me iba, Ella, también se iba, y así un día tras otro y tras otro, pues uno empieza a darse cuenta de que aquellas ‘’coincidencias’’ no eran tan casuales, y más bien parecían muy buscados esos encuentros fugaces de miraditas de reojo, haciendo que te miro pero que no te des cuenta, y si, chic@s, esa personita, era Ella, la persona que hoy en día colma todas mis expectativas de FELICIDAD y con quien tengo el placer y el honor de compartir mi vida, mis pensamientos, mis preocupaciones, mis tristezas y mis alegrías, en resumen, LO MEJOR DE MI VIDA.

Ella jamás me insinuó ni me hizo gesto alguno, !! faltaría más ¡¡ salvo las coincidencias, que a mi me hiciera sospechar que se moría por mis huesos, y yo, pues ni caso, claro, tenía por allí otros ‘’rollitos de primavera’’, que calmaban la euforia de mis hormonas juveniles, pero aquellas miradas furtivas fueron haciendo crecer en mi, el interés por aquella criatura angelical. Nunca hablábamos ni nos decíamos nada, solo algún cruce de miradas y nada más; la distancia era lo suficientemente cercana para poder tener una conversación o decirnos cualquier cosa, pero no, ¡¡se resistía la ‘’joía niña’’¡¡, jajajaja, y entonces comenzó a despertarse mi interés en tener algo con ... Ella.

To be continued…

miércoles, 6 de marzo de 2013

UN DIA CUALQUIERA DE NUESTRA VIDA. ELLA.

¡¡Hola!! ¿Qué tal todo por ahí? 

Bueno, pues hoy me apetece contaros como es un día cualquiera de nuestra vida, por ejemplo, hoy:

Como ya sabéis, Él duerme mas bien poco y generalmente se entretiene acariciándome e investigando mi cuerpo. ¡Ah! la novedad de hoy es que esta noche me ha estado escuchando el corazón mientras dormía, me dice: "tienes un sonido muy rítmico y acompasado" y yo, pues cualquier día me lo como. Como bien dice nuestra amiga Andrea, lo de dormir poco es en realidad una virtud jeje, ya que cuando toca despertarse, yo ya estoy excitada y Él ya lleva rato también; generalmente me despierto con su erección tratando de colarse entre mis nalgas; con este panorama, no es de extrañar que todos los días empecemos haciendo el amor; la mejor manera de empezar el día, ¿verdad? ¿a que estáis de acuerdo?

Hoy llevaba desde las 04:00 a.m. acariciándome y poniéndose muy cachondo con mis gemidos entre sueños; a las 06:30 me desperté con las yemas de sus dedos haciendo círculos en mi clítoris y con una mojadura impresionante en mi vagina. Empecé a masturbarle, comprobando que su polla estaba realmente tensa y con muchas ganas de introducirse dentro de mí, lo que hizo sin tardar. Tras provocarme tres o cuatro orgasmos me avisó de que ya no aguantaba más y se derramó dentro de mí. Un ratito abrazados y con mucha desgana nos levantamos para empezar a funcionar. Él pone la radio y me observa mientras me levanto y espera a que me meta en la ducha para levantarse a preparar el desayuno; cuando salgo de la ducha, el olor a café y tostadas me lleva casi levitando hasta la cocina. Dos o tres besos con y sin lengua, le beso la espalda, le meto mano por delante y por detrás y nos sentamos a desayunar. Hablamos un ratito sobre lo que vamos a hacer durante el día y sobre "la logística" doméstica, comida, compra, etc...En concreto hoy, me dijo que me prepararía algo rico, rico para comer. Una vez terminado el desayuno, me acompaña a la puerta, nos besamos y me hace "el elefante"; deseándonos una buena jornada nos despedimos.

Durante el trayecto hasta mi trabajo, raro es el semáforo en rojo que no aprovecho para enviarle un mensajito por el móvil o mirar lo que Él me escribe y así, con una sonrisa que me dura buena parte de la mañana, llego a mi oficina. Muy a menudo, me sorprendo mirando embobada por la ventana pensando en Él, en algo que me ha dicho o recordando nuestros momentos de intimidad y sigo sorprendiéndome del efecto que provoca en mí. Siempre termino mi ensimismamiento pensando lo mismo: LE-A-DO-RO. Mi mañana de trabajo transcurre bastante bien hasta el mediodía, donde empiezo a sentir unas ganas atroces de salir e irme a casa a refugiarme en sus brazos otra vez. Hoy, cuando llegué me había preparado fideuá para comer, que estaba...¡¡¡DE MUERTE!!! La pinta que tenía en la foto publicada en Twitter no le hacía justicia mmmmmmm. Terminamos de comer y fuimos a recostarnos un poco; momento que aproveché para mimarle dándole unos cuantos millones de besos de los míos jeje. Él, es muy, muy mimoso y a mi, me encanta mimarlo hasta que ronronea igual que un gatito ;). Como no podía ser de otra manera, hicimos el amor durante buena parte de la tarde. Fuimos a hacer unas compras y a dar un paseo y regresamos a casa para preparar la cena, una riquísima cena que también preparó Él.

Hace un buen rato que estamos en la cama, después de recoger la cocina y asearnos. Esta noche estamos un poco tristes, porque mañana se va de viaje durante dos días; a pesar de que es muy frecuente, no terminamos de acostumbrarnos a estar el uno sin el otro y durante ese tiempo, nos encontramos como perdidos y sin ganas de nada. Le echo muchísimo de menos, llena mi vida de mucha felicidad y la casa se vuelve completamente vacía sin su presencia...sin el sonido de la radio al despertar, sin su silbido mientras prepara el desayuno, sin sus chistes, sin su risa, sin la despedida del elefante. Me recreo en su olor, que permanece en casa, en su parte del armario, en sus chaquetas y en su pijama, que me da pena lavar porque huele maravillosamente a Él.

Voy a darle unos cientos de miles de millones de besos, para que tenga de sobra durante estos dos días.

Buenas noches a tod@s, que seáis felices.




MOTIVOS PARA TENER SEXO.



Es bien sabido que el sexo además de ser un acto de amor, es una actividad proveedora de placer, sin embargo, tal vez desconoces todos los beneficios que trae consigo el dejarse llevar por la pasión.



Cuando tienes sexo tu estado físico mejora, factores como la presión sanguínea, el corazón, el alivio o mitigación de los dolores, y hasta tu apariencia, pero ¿Necesitas más razones para amar y dejarte amar? Sigue leyendo.



1.- Es como ir al gimnasio: Seguramente a muchas personas no les gusta ir al gimnasio, en cambio muy pocas podrían decir que no disfrutan al hacer el amor, la buena noticia es que el sexo fácilmente puede suplir tu aburrida rutina de ejercicio, pues con encuentro sexual promedio aumentas de 70 pulsaciones por minuto a 150, lo mismo que le sucedería a un atleta durante su entrenamiento. además tener relaciones sexuales tres veces por semana permite quemar hasta 600 calorías y mantenerse en forma a lo largo del año.



2.- Te ayuda a fortalecer huesos y músculos: Además del ejercicio cardiovascular, tener relaciones produce contracciones musculares en varias áreas del cuerpo como la pelvis, los muslos, los glúteos, los brazos, el cuello y el tórax.



3.- Ayuda al buen funcionamiento de tu corazón: Según un estudio de la Universidad Queens tener sexo dos o más veces por semana reduce el riesgo de un ataque cardíaco a la mitad, comparado con quienes tienen sexo una vez al mes.



4.-Reduce el dolor: Tener sexo te ayudará a mitigar molestos dolores como las molestias premenstruales o la jaqueca. Debido a la producción de oxitocina, la cual se ve aumentada al sostener interacción sexual.



5.- Previene el cáncer de próstata: De acuerdo con los últimos estudios, eyacular frecuentemente puede servir para reducir los riesgos de sufrir cáncer de próstata.



6.-Disminuye el estrés: Una investigación de la revista escocesa Piscología Biológica estudió a 24 mujeres y 22 hombres que mantuvieron un reporte de su actividad sexual y fueron expuestas a situaciones típicas de estrés como hablar en público.La investigación descubrió que aquellas personas que tenían más sexo presentaban menores síntomas de estrés, caso contrario a los que tenían sexo con menos frecuencia, eran más vulnerables e irritables.



7.- Incrementa el amor y el deseo de tu pareja: ¿Te ha pasado que después de tener un orgasmo sientes que amas más a tu pareja? Esto ocurre porque la oxitocina está actuando y desprende del deseo sexual la sensación de afecto y cariño, además de que esta misma hormona la que te permitirá conciliar un sueño mucho más reparador.



8.- Alarga tu vida: Una investigación de la Universidad Queens en Irlanda, comparó unas 1000 personas de similar edad y condición de salud y descubrió que las personas que tuvieron la mayor frecuencia de orgasmos, mostraron un índice de mortalidad de la mitad que quienes tenían sexo esporádicamente.



9.- Tu piel se verá más radiante: Las mujeres despues de sostener encuentros sexuales  producen dos veces más cantidad de estrógenos lo que  brinda suavidad a la piel y brillo al cabello.



10.- Eleva tu autoestima: Tener sexo nos hace sentir mejor a nosotros mismos, nos vemos más guapos y deseados, nos tranquiliza y nos da felicidad, así sin más.



¿Increíble no?

Pues ya sabeis... !!! hoy Martes.... hasta que te hartes ¡¡¡

Ella y Él.

martes, 5 de marzo de 2013

4 POSICIONES PARA PRACTICAR EL SEXO ORAL.



Si consideras que a vuestra relación le hace falta un poco de emoción extra y deseas salir de la monotonía, o por el contrario sois del tipo que gusta de tener nuevas experiencias, hacer sexo oral es una gran opción para que ambos compartan un orgasmo muy muy placentero.


Por ello, te presentamos algunas posiciones que podeis practicar para tener un mejor sexo oral:

Para ellas

1. La carreta invertida: Esta posición es la apropiada para que ella haga abdominales. Debe apoyarse boca arriba tanto con las manos como con los pies, impulsando su vientre hacia arriba y hacia delante, permitiéndole al hombre que acerque su boca y la estimule con continuos movimientos de su lengua. De esta manea ella controla la cabeza del hombre, mientras ejerce presión en sus abdominales.

2. Anticelulitis. En esta posición, con el hombre acostado boca arriba, ella debe colocarse por encima de él, como en la posición de la carreta invertida, por lo que trabajará sus abdominales y glúteos, además de que, por la fuerza en las piernas, le ayuda a hacer ejercicio que combate la celulitis. Él por su cuenta, será quien controle el ritmo y cadencia desde la parte inferior. Asimismo,  puede realizar estimulación anal.

Para ellos

1. En cuclillas. En esta posición, él se coloca en cuclillas sobre la boca de ella. El ángulo de entrada del pene proporciona gran fricción en todos los movimientos, aunque esta posición es buena también cuando se desea que ella acaricie con la lengua los genitales de él, sin introducción del pene en su boca. Le ayudará a fortalecer sus piernas y brazos.

2. Escalera. Esta posición requiere de equilibrio del hombre, por lo que su práctica  fortalece sus piernas. Él, de pie, debe levantar una pierna simulando que sube un peldaño de escalera un poco más elevado, para permitirle a ella que pueda acceder fácilmente con su boca; de esta manera él puede controlar el ritmo, así como acariciar sus pechos y lograr un mayor placer.

Estas son tan solo algunas posiciones que pueden disfrutar juntos, alcanzando un mayor placer en pareja y sin la necesidad de la penetración. Recuerda que los besos y caricias son tan importantes como el mismo contacto sexual.


Ponedlo en práctica y nos lo contais, ¿os parece?.

Que tengais... buen sexo.

Ella y Él.

lunes, 4 de marzo de 2013

EROTISMO CONTRA LA RUTINA.



La literatura erótica está de moda. Tras el fenómeno de la trilogía ’50 sombras’ se están sucediendo con cierto éxito un sinfín de títulos con contenido de alto voltaje. Es más, los expertos no dudan en recomendar entre sus hábitos de lectura esta literatura erótica. Aunque también, hay quien dice que no hay nada más erótico que una buena conversación…


Erotismo, herramienta poderosa contra la rutina.

El último libro de Natasha Janina Valdez, ‘Travesuras eróticas’, no es una novela ni un cuento, sino un manual donde enseña cómo poder disfrutar del sexo sin complejos, rompiendo la monotonía o la rutina de cada pareja.

Esta conocida y reputada terapeuta de EEUU dirige su propio programa de radio, participa en espacios televisivos como ‘The Howard Stern Show’, colabora con distintas publicaciones y ha vendido más de 10.000 ejemplares de sus DVD sobre educación sexual. Por fuera, en la portada y en la cinta que envuelve a algunos libros puede leerse: “El libro que la protagonista de 50 sombras de Grey debería haber leído”. Esta experta apuesta por introducir el erotismo dentro de la pareja pero con muchas más opciones que las que proponen los libros como Grey.

Opciones que no tienen que ser complicadas. Apuesta por introducir “cosas tan sencillas como ver una película erótica o darse un baño en pareja”. Porque asegura que en el sexo siempre hay algo nuevo por descubrir.

Una forma de estimulación
Dar rienda a la fantasía e introducir algunos juegos nuevos, según explica, ayudan a revitalizar la relación y a afianzar la conexión con la persona que quieres. Implantar ingredientes tales como la creatividad, la sensibilidad y el compromiso con la intimidad.

Pero los juegos eróticos no se tratan sólo de moda, sino de “una forma más, como otra cualquiera, de estimular el deseo sexual”, asegura Miren Larrazabal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FEES) y autora del reciente libro ‘Sexo para torpes’ . Los juegos eróticos con un matiz transgresor, mantiene la experta, ayudan a romper con la rutina y con los estereotipos, a estimular el deseo, la creatividad y la imaginación. “Son inductores del deseo”, insiste.

Pero a pesar de todo, avisa que esto sólo ha de hacerse si es un pacto consensuado entre la pareja. Si los dos quieren. “No hacerlo porque sí, porque a veces no hace falta, es sólo una opción más, una ayuda”.

Hay muchos estudios sobre los beneficios del sexo, tanto a nivel físico como psicológico, pero sobre todo, insiste, es un factor de vida sana, siempre y cuando la sexualidad constituya los cuatro pilares básicos: libre, responsable, segura y placentera. Porque “no debemos olvidarnos que es algo lúdico”.

Lo fundamental, explica, es que la pareja sea cómplice y compañera durante sus relaciones y que el sexo sea integral, holístico y no tan genitalizado. Con juegos o sin juegos. Todo debe ser, insiste, consensuado y libre por parte de ambos y los juegos eróticos deben introducirse de forma gradual si nunca se han utilizado. “El sexo es lúdico y, por tanto, requiere imaginación, pero lo más importante es que que las parejas descubran cosas nuevas y exploren más allá, dentro de su sexualidad”, concluye.

Pues nada... a practicar¡¡
!! Feliz Lunes a tod@s ¡¡

Ella y Él.

viernes, 1 de marzo de 2013

GOZANDO DE MI NENA.


Buenos días, soy Él.

Llega el fin de semana, esperamos y deseamos que lo disfrutéis mucho, aunque el mal tiempo sea algo predominante en  estos días, siempre hay algo que hacer, y si no, pues hacer el amor con vuestras parejas, que es un gran deporte y muy muy divertido ¿verdad?.

Voy a hablar un poquito de Ella, esa personita que comparte mi vida y que es lo mejor del mundo, es quien me entiende quien me ama y la que comparte mis alegrías y mis preocupaciones día a día, es la compañera ideal, la mujer perfecta en todos los sentidos, es inteligente, es comprensiva, es dulce, es alegre, es divertida, es simpática, es preciosa, es sexy, es trabajadora, es culta, es incansable (en todos los sentidos), es una estupenda cocinera, es una excelente ama de casa, es una amante espectacular y es…. MI PAREJA, MI OTRA MITAD, MI MEDIA NARANJA, MI MEDIA MANZANA Y MI MEDIA VIDA, !!Como no la voy a querer, LA ADORO¡¡.

Esta mañana, como no podía ser de otra forma, hemos hecho el amor, nos despertamos prontito, bueno, Ella, porque yo duermo más bien poco y me paso la noche acariciándola, (no me extraña que se despierte con la vagina completamente húmeda), nos dimos un besito de buenos días y continuamos abrazados, yo a Ella por la espalda, durante un largo rato.  
Después de esto, la besé, Ella comenzó a besarme gimiendo, su lengua buscaba la mía muy dulcemente, me puse a tocar y acariciar sus tetas mientras le quitaba la camiseta, Ella tiene unos pezones duros y suaves como el mármol, comencé a morderlos y a chuparlos, Ella empezó a retorcerse sensualmente y  en voz baja me decía ‘’ fóllame ya Cariño, estoy muy caliente’’, y noté como mis pantalones, literalmente, reventaban.
No aguantaba más, tenía que metérsela, la empujé para que se diera la vuelta y quedara de espaldas a mi, Ella cogió mi polla hasta colocarla en la entrada de su coñito y poco a poco fue entrando en su vagina, que me esperaba húmeda y muy caliente, empecé a moverme despacio deslizándome dentro de Ella hasta que llegue a lo más profundo de su cuevita. Mi pelvis empezó a agitarse hacia atrás y hacia adelante, saliendo y entrando, levanté una de sus piernas, y acelerá mis movimientos hasta que tuvo un orgasmo que me llenó la polla de sus juguitos, me encanta sentir como se corre mi niña.
Ella se sacó la polla de su vulva y se puso encima de mi,  yo apretaba su culo mientras nos besábamos,  es maravilloso ver sus senos sobre mi cara, mis manos dejaron su culito y se dirigieron a acariciar esas dos bellezas, Ella gemía y se agachaba a besar mi cuello con pasión, ‘’ me voy a corre cariño, ayúdame’’, yo iba aun mas rápido viendo como su cara me indicaba la llegada de otro orgasmo y escuché las excitantes palabras de… ‘’me corro mi vida, me corroooo’’, y explotó en un orgasmo interminable e hiperplacentero del que hizo partícipe con sus movimientos y gemidos de extraordinario placer.
Cuando se recuperó, me dijo, ‘’quiero chupártela cielo’’.
No le contesté, me salí de su coño, la acosté en la cama boca arriba y le puse la polla en los labios, comenzó a chupármela, estaba llena de sus jugos y se mezclaban con su saliva, estuvo mamándola un par de minutos hasta que yo ya no pude más y  le dije, ‘’me voy a correr en tu cara mi vida’’, Ella me miraba con los ojos fijos en los míos y siguió chupando aún con más intensidad, con lo que no pude más y descargué toda mi leche sobre su carita, en una corrida bestial y un orgasmo de esos que de tanto placer, casi duelen.
Me acosté junto a Ella y la llené de besos y abrazos durante un rato, hasta que el señor despertador nos avisó de que si no le hacíamos caso… cualquier día llegamos tarde al trabajo…

Feliz fin de semana, y feliz… sexo.

Ella y Él

jueves, 28 de febrero de 2013

'' ÉL.... ELEFANTE''

''ÉL ELEFANTE'' 


Hola, tal y como Ella os había prometido en el post de ayer, aquí me tenéis ''enseñando el elefante'', algo que normalmente solo ''enseño'' en privado a Ella, y que debido al comentario... hoy me veo casi obligado a hacerlo público ante la ''enorme demanda de peticiones'', jajajajaja.
¿Que os parece?, no me digais que no es simpático al menos.

Bueno Andrea, pues aquí está ''el animalito'' famoso.... jejejeje.
Besos...

miércoles, 27 de febrero de 2013

UNA MAÑANA DE AMOR CUALQUIERA (ELLA)

Buenos días!!

Soy feliz. Soy feliz, soy feliz y soy feliz. Hoy me he levantado con mucha fuerza y muchas ganas (hasta de trabajar!!) y como estoy muy inspirada, os voy a contar una mañana cualquiera de mi vida con Él.

Aproximadamente hacia las 05:30 a.m. suelo despertarme con Él pegado a mi espalda y su erección llamando a mi puerta (toc, toc, toc...), sonrío. 

-buenos días cariño- me dice.
-mmmmmmmm buenos días- respondo y me giro para mirarle y darnos un besito, el primero de muchos a lo largo del día.
-qué tal has dormido?
-bien cielo, y tú? (sabiendo lo que va a contestarme).
-regular (quiere decir mal, en realidad)
-vaya...lo siento mi vida.
-llevo un buen rato mirándote como duermes, me encanta.
-y a mí me encantas tú.

Generalmente nos quedamos un rato abrazados para terminar de despertar (yo) mientras nos acariciamos. Me acaricia la cintura, la cadera, sube hacia mis pechos y poco a poco, baja hacia mi vagina, muy poco a poco, con mucha suavidad, retrasando el momento de llegar a mi clítoris, excitándome a tope. No sé si lo he dicho ya, pero tiene unas manos muy suaves, preciosas y saben acariciar muy bien. Me quedo muy quieta mientras espero sus dedos en mi botoncito, ya llega...ya. Me estremezco, sus dedos se pasean por mi rajita mojada, la recorren entera y se detienen en mi clítoris. Lo frota, lo acaricia, suave, más rápido...empiezo a mover mi pelvis y Él sabe lo que quiero, mete dos dedos y los mueve con una habilidad tremenda que me lleva al primer orgasmo de la mañana. Me relajo, acaricio su pene grande y duro, le masturbo suavemente, más rápido, su respiración se agita cada vez más, quiere penetrame. Se sube encima de mí (mmmmmmmmm Dios...adoro tenerle encima de mi cubriéndome con todo su cuerpo, acariciando su espalda, su nuca...). Entra en mí, me erizo, me contraigo, me corro de nuevo...Me besa, juega con su lengua en mi boca. Se mueve otra vez, suave, es elegante, es elegante hasta para follar, controla su pene para darme mucho placer, no es egoísta, siento que tiene ganas de correrse pero quiere que yo lo haga una vez más.

-vamos nena, córrete otra vez...
-quiero esperarte, quiero correrme contigo...

Estas palabras lo avivan, gime...se mueve más rápido...yo quiero esperarle pero no sé si puedo...me llega y al intentar retrasarlo, el orgasmo es más intenso...

-me voy a correr nena, cariño...me corro...
-Dios...y yo contigo...
-ahhhhhhhhhhhhhhhh me corro cariño....me corro...
-te amo, te amo mi vida, te amo....

Siento las sacudidas de su polla y su leche caliente entrar en mi cuerpo, mientras se aprieta fuertemente contra mí y completamente relajados nos quedamos un rato abrazados recuperando la respiración.

No quiero, pero el reloj me indica que tengo que levantarme e ir a la ducha. Él siempre se levanta conmigo aunque tenga que ir más tarde a trabajar, para preparar el desayuno. Cuando termino de asearme, está en la cocina con todo preparado. La felicidad es máxima, mi hombre trasteando en la cocina, tan guapo, tan varonil, el olor del café y de las tostadas...Le asalto por detrás y le abrazo, le levanto la camiseta para besarle la piel y le lleno la espalda de besos, le meto mano una vez más, le adoro, cada día me enamora más. Desayunamos y repasamos las cosas que hay que hacer, lo que hay que comprar...me obliga a llevarme una manzana para el mediodía, me acompaña a la puerta y se queda mirándome mientras espero el ascensor y...!ME HACE EL ELEFANTE! jajajaja. ¿Sabéis lo que es "hacer el elefante"? Pues es sacar los bolsillos del pijama a modo de orejas y la pilila por la hendidura del pantalón, a modo de trompa y así, con una gran sonrisa, me voy a trabajar.

Que tengáis un día estupendo. BESOS.

lunes, 25 de febrero de 2013

QUE GUSSSSTO EMPEZAR EL LUNES ASÍ...



Esta mañana antes de levantarnos de la cama, nos dimos los buenos días, como hacemos siempre, con un besito dulce y tierno, pero yo estaba muy excitado, mi polla estaba dura por el roce de la noche con el culito de Ella y me apetecía tener un ratito de sexo antes de empezar el duro Lunes.

Entonces le llevé su mano hacia mi pene.

-Tócalo, frótalo, siéntelo.

Ella no se resistió a que le llevara su mano a mi polla luego hizo lo que le dije y me lo empezó a frotar.

-Así, así amor. Sigue.

Empezó a masturbarme muy despacio, primero con dos dedos por el glande y luego con toda la mano agarrando mi verga dura.

Al rato, le saqué la mano de mi pene y me eché boca arriba.

-Chúpamela mi cielo, por favor, chúpamela. Ella acercó su cabeza lentamente y se metió todo el capullo en la boca. Con mis manos acompañaba el movimiento de su cabeza. Me encanta como me la chupa mi chica, sentir su lengua en mi pene me ponía muy muy cachondo, hasta que la paré sin decirle nada y me senté al borde de la cama.

-Ven mi amor, te quiero follar aquí.

Ella se acercó mirándome muy lascivamente, se sentó en mí suavemente y sentí como mi pene la perforaba delicadamente.

-¡OH!-solté un quejido.

Ella me miraba muy sensual, -así mi amor, me encanta tenerte así- le dije- ahora muévete.

Ella empezó a moverse, empezó a subir y bajar.

-Así, así, así…-le decía.

Ella empezó a gemir y a hacer gestos de placer.

-Ay mi amor, ¡no pares! ¡Sigue! Yo le empecé a agarrar las nalgas y le empecé a meter un dedo en el culito y Ella lo recibió con una exclamación de placer, así que empecé un mete y saca también con el dedito.

-Aaaaaahhhh…

Ella empezó a gemir descontroladamente. ¡Me haces correrme muchooooooooooo!. Yo ya estaba al borde del orgasmo. Ambos empezamos a gemir, gritar y a poner gestos de tremendo placer.

-¡Ay! ¡Que rico! -Me decía ella.

-¡Sigue follándome! – le gritaba yo.

-¡Aaaaay! -¡que me corro mi vida!

Al momento del orgasmo le apreté las nalgas con fuerza y seguí metiendo mi dedo en su agujerito

-¡Que rico! ¡Métemelo más!- me pidió.

Yo lo hice y así nos corrimos los dos, explotando en un orgasmo conjunto que llenó la habitación de gemidos de placer.

Luego nos quedamos descansando abrazados hasta que nos dimos cuenta de que la hora se nos echaba encima y tuvimos que salir corriendo de la cama a la ducha, ya veréis como un día de estos llegamos tarde a nuestros trabajos….

domingo, 24 de febrero de 2013

5 cosas a evitar durante la relación sexual.


Aleja los complejos: Aprende a mejorar tu autoestima y a aceptarte tal cómo eres. Una de las peores cosas que puedes hacer durante el sexo es dejar de hacer cosas o inventar actividades por lo que pueda decir o pensar tu pareja. ¡Desinhíbete!
Evita las comparaciones: Si tu pareja está contigo es porque le agradas, así que nunca te compares con sus ex, o trates de que sea mejor en la cama que otras personas con las que has compartido momentos íntimos.

No presumas: Durante el sexo déjate llevar y no presumas tus dotes eróticos, mejor demuéstralos y trata de enfocarte en que los dos disfruten del momento.

No tengas en cuenta el tiempo: Presionar a tu pareja durante el sexo es uno de los peores errores que se cometen, así que olvídate de preguntar si ya llegó al orgasmo o si le falta mucho. Recuerda que cada quien tiene su tiempo.

Olvídate de las inseguridades: Es mejor que te dejes llevar durante el sexo y no preguntar a cada minuto si la posición le gusta a tu pareja, si está cómoda o que te expliquen cómo quieren hacerlo. Simplemente déjate llevar y disfruta del momento. ¡No lo arruines con tantas preguntas!

Esperamos que os sean de utilidad.


sábado, 23 de febrero de 2013

FOLLANDO ANTES DE IR DE COMPRAS.


Ayer por la tarde íbamos a salir a hacer unas compras, pero como nos suele ocurrir, un roce lleva a un beso, un beso a una mano que se va a un pecho, la otra mano al trasero, un beso más largo y ya con la lengua dentro y una erección considerable que se deja ver sobre el pantalón y que es el anuncio de que se avecina un polvazo. 
Le pedí a Ella que se tumbara boca abajo sobre la mesa dejando las piernas fuera. Así, de esta manera, quedaba justo a mi altura… Ella sonreía maliciosamente, parecía estar disfrutando mucho de la situación y se tumbó. Yo le separé los muslos con cuidado. Su soberbio culazo quedaba ahora a la altura de mi cara.
Primero te voy a preparar un poquito,… le dije… Hazme lo que quieras Cariño, me contestó.
Y allí estaba yo, separando las nalgas de mi chica… Su ojete estaba ahí sonrosado, redondo, brillante… Y pasé de esperar más. Enterré mi cara entre sus nalgas y le fui lamiendo todo lo que encontraba por la zona … Ella estaba disfrutando mucho, porque se le escapó un gemido y un suspiro. Yo seguía, ensalivando, apretando, comiendo… Llevaba un buen rato cuando oí su voz…!! Paraaaa, para  y dame lo que estoy deseando, dámelo ya ¡¡.
Me levanté. Tenía mi polla  a punto de reventar, con el glande muy rojo y todo congestionado. Ella se apoyaba con sus manos en la mesa con la cabeza ligeramente girada y me enseñaba su cara de malicia. Tenía cara de deseo y placer… Si conocierais a Ella comprenderíais porque tenía los huevos a punto de reventar, me encanta mi chica y me excita. Subí su camisa hasta  el cuello, dejando su espalda al aire. Y apoyé la punta de mi pene en su ano. Solo apoyada. Que sintiera el contacto. Y comencé a deslizar la lengua por su columna. Cariño…, le decía mientras lamía- ¿Lo quieres? ¡Siiiiiii, siiiiii…!¿Quieres que te folle? ¡Siiii, por favor…métemelaaaaa!- decía con una voz que me vuelve loco. ¿Dime…que quieres que te haga Cariño… ? ¡Métemelaaaaa por favor,  no me tengas así…fóllameee!
Comencé a apretar. Por momentos notaba como su esfínter se dilataba y comenzaba a engullir mi polla. Desde ese mismo momento comenzó a jadear y gemir.
Poco a poco su ojete iba tragando mi pene . Por fin, mis pelotas golpearon su coñito y mi vientre, sus nalgas. Ella jadeaba  y se agarraba a la mesa dando pequeños gemidos mezcla de placer y pequeño dolor por la invasión de su estrecha zona.
Entonces comencé  a meterla y sacarla… su recto estaba caliente, resbaladizo, Ella estaba en un estado de máximo clímax, así que la solté de los hombros y agarrando su rubia melena, tiré de ella con fuerza pero sin hacerle daño y comencé a follar muy fuerte su precioso trasero, Ella comenzó a gemir y a jadear…¿Te gusta Cariño? Y  entre gemido y gemido…me decía….¡Si, si, si, siiiiiiii…!.
Le solté el pelo y con mis manos agarré sus dos muslos, cerré los ojos y comencé a respirar para no correrme, para aguantar un poco. El sudor me corría por la cara y ardía en deseos de correrme y llenarla de semen, de repente, oí la voz de Ella…me corro, me corro…! Y no pude aguantar más, descargué en su interior un buen chorro de leche, al tiempo que me corría Ella jadeaba y apretaba los dientes para no gritar. Y poco a poco iba vaciándome en ella. Un par de minutos hasta que dejé de eyacular y Ella se quedó respirando y jadeando sobre la mesa. Sin separarme, me tumbé sobre su espalda y separándola el pelo, le di un besito en la mejilla.
Os aseguro que nos fuimos de casa con temblor de piernas a hacer esas compras.

viernes, 22 de febrero de 2013

7 TIPOS DE ORGASMOS


7 Tipos de Orgasmos


El orgasmo es la culminación del placer sexual que no dura más de doce segundos. Los hombres no suelen tener problemas con alcanzarlo. En el caso de las mujeres existen algunas dificultades.

Los varones mencionan tener un orgasmo en cada acto sexual, en tanto que solo el 35 por ciento de las mujeres a nivel mundial dicen experimentar uno, en cada relación; sin embargo, ellas pueden tener varios orgasmos consecutivos.

Las mujeres pueden llegar a alcanzar diferentes tipos de orgasmo.

Orgasmo clitorial. En la zona donde se unen los labios menores se encuentra el clítoris, principal órgano de placer de las mujeres. El clítoris tiene, aproximadamente, el mismo número de terminaciones nerviosas que el pene; sin embargo, la penetración vaginal no suele ser suficiente; por tal motivo, la forma oral o por medio del tacto pueden ayudar a su estimulación.

Orgasmo vaginal. Este tipo de placer es poco común. Para obtener este placer suele influir el tamaño y grosor del pene ya que mientras más enérgica sea la penetración es más facil estimular el útero y el cerviz.

Orgasmo anal. Para alcanzar este tipo de placer debes tener en cuenta que se requiere de muchos juegos previos, relajación y lubricante. No sólo la penetración estimula el ano, también el tacto y el sexo oral.

Punto G. Al estimular esta área rugosa, ubicada en la pared frontal de la vagina, se puede llegar a profundos e intensos orgasmos. Se puede obtener gran placer con el tacto pero también existen diversas posiciones sexuales para estimularlo como el “misionero” y la posición del “perrito”.

Punto U. Aunque muchos no lo crean, a través del tracto urinario se puede obtener un orgasmo. La mejor forma es hacerlo mediante técnica manual, ejerciendo presión sobre la uretra; y de forma oral, envolviendo el labio inferior con los dientes.

Orgasmo en senos. Los senos y los pezones son un punto de gran exitación.

Orgasmo mental. El poder de la mente es más fuerte que cualquier cosa. En 1992, un grupo de investigadoresrealizaron un experimento en el que demostraron que el “orgasmo mental” motiva el incremento de presión sanguínea, acelera el corazón y se dilatan las pupilas. Para llegar a este orgasmo sólo basta tener imaginación y dejar que la mente haga el resto.



EL PUNTO G DEL HOMBRE


Punto G Masculino




El punto G masculino:

¿Los hombres también lo tienen? ¿Sabes dónde y cómo encontrarlo?…

Cuando se habla del punto G masculino, nos estamos refiriendo a su próstata. Una glándula, del tamaño aproximado de una nuez, que los hombres tienen en el interior de su vientre, bajo la vejiga, que aporta una buena parte del contenido líquido del semen en cada eyaculación.


¿Resulta fácil localizar el punto G de los hombres?

Puede accederse a la próstata a través del ano. Introduciendo un dedo cubierto con un condón lubricado, y traspasado el esfínter anal, se llega al recto.

A unos cuatro o cinco centímetros de profundidad, en su pared anterior (la que mira al pene) se encuentra un abultamiento como de un centímetro de espesor que se corresponde con la próstata. Explorándolo con el dedo puede advertirse que la próstata parece estar dividida en dos lóbulos separados por una línea central que se encuentra orientada verticalmente.

¡Ese es el llamado punto G masculino!

La próstata tiene terminaciones nerviosas que si se estimulan con una suave caricia, se puede provocar una erección. Sin embargo, eso no significa que el hombre esté psicológica y sexualmente excitado. Es una reacción refleja medular sin mayor contenido erótico.

Naturalmente, si una pareja ya se encuentra manteniendo un encuentro íntimo, y como consecuencia de la excitación él ya tiene una erección, con ese suave masaje puede conseguirse que la rigidez del pene se haga más firme. Lo que unido al estímulo que supone el propio dedo sobre el esfínter anal (rico en esas mismas terminaciones nerviosas), puede ocasionar un incremento del placer erótico del hombre.

Pero, cualquier masaje, suave o intenso, de la próstata debe realizarse con sumo cuidado. Habitualmente esos masajes se realizan desde la periferia hasta la zona central. Exprimiendo la próstata de esa manera se puede conseguir la expulsión del líquido prostático que se parece en parte al semen; emisión que sólo vagamente puede recordar a una eyaculación (por la escasa fuerza con la que sale el fluido).

Estos masajes ‘en frío’ se practican en las consultas urológicas y se emplean para analizar el líquido prostático. Pero la secreción que producen no se parece a una eyaculación propiamente dicha porque tiene un carácter más bien rezumante que de expulsión a presión.

Otra cosa bien distinta es lo que sucede cuando se estimula simultáneamente al pene (sea por el procedimiento que sea) y a la próstata (que incluye siempre la estimulación del esfínter anal). En tal caso, se suman las sensaciones que se le proporciona al pene y la que se ocasiona en el esfinter del ano al intentar estimular la próstata. Y como resultado de eso, los hombres encuentran en esa actividad un valor sensorial añadido.

Existen ocasiones en las que el hombre se encuentra muy excitado (estando con su pareja, por ejemplo) y es posible que el masaje desencadene una contracción del músculo que rodea a la próstata, con lo que el líquido prostático se proyectará al exterior a presión, como sucede en las eyaculaciones.

Incluso es posible que tales contracciones despierten de un modo reflejo las del resto de los músculos genitales masculinos (deferente, vesículas seminales, recto, pene), y estimulen el reflejo eyaculatorio completo. Dado que tales contracciones musculares suelen vivirse como muy placenteras, el sujeto podrá sentir sensaciones próximas al orgasmo o un orgasmo completo, según las circunstancias. Pero el orgasmo no está garantizado en esta actividad.

Lo que sí resulta más frecuente es que el estímulo simultaneo del pene (vaginal, oral, manual…) y de la próstata acumulen sensaciones y ocasionen en el momento del orgasmo un placer ‘diferente’. Algunos lo definen, simplemente, como ‘extraño’; otros más optimistas lo describen como algo ‘fantástico’. Pero tales declaraciones dependen mucho de la subjetividad de cada persona y del momento. A los hombres se les puede proporcionar más placer o un placer diferente acariciándoles la zona anal y la próstata.

Los orgasmos estimulando el punto G masculino son diferentes

Es verdad que la sensación producida por el masaje de la próstata puede ser distinta a la de un orgasmo obtenido mediante el simple estimulo del pene. Y esa diferencia vendrá dada probablemente (es un tema que aún no está suficientemente estudiado) por la intromisión ocasionada por el dedo que se encuentra introducido en el ano.

Durante el orgasmo se producen contracciones rítmicas del esfínter anal, habitualmente sobre el espacio vacío del mismo. Pero cuando hay algo dentro (un dedo, un vibrador…), tales contracciones se producen entorno a él y el tono muscular de la contracción varía. Es probable que esa variación sea la que se vive como diferente, como sucede con los orgasmos femeninos: son desiguales cuando se producen durante la masturbación con la vagina vacía, que cuando esta se encuentra llena con algo (dedo, pene, vibrador…).

En definitiva, a los hombres se les puede proporcionar más placer o un placer diferente acariciándoles la zona anal y la próstata. Sólo en contadas situaciones la sola estimulación de su punto G ocasiona orgasmos. Porque…, no se puede confundir eyaculación con orgasmo. La primera puede acontecer sin la segunda.

jueves, 21 de febrero de 2013

COMO CONSEGUIR MAS PLACER AL TENER SEXO


Creemos que el sexo nunca debe ser doloroso o incómodo, ni física ni emocionalmente. Si bien pueden haber momentos incómodos y más cuando se trata de una pareja estable donde la confianza nos hace rodarnos, girarnos y probar cosas nuevas para romper la rutina sexual más allá de un simple encuentro efímero, esto debe sobreponerse de inmediato y no convertirse en el pan de cada día para ninguno de los participantes, mucho menos para la mujer.

Buscando el problema ¿Quieres aprovechar al máximo tus encuentros sexuales? No te pierdas estos consejos para tener más placer durante el sexo.
Si ponemos atención a nuestros hábitos durante el acto sexual es más fácil identificar qué es lo que nos puede estar causando alguna especie de traumatismo o dolor. Como mencionaba antes, las mujeres somos mucho más sensibles, ya que nuestra anatomía es más delicada que la de los hombres y si a esto le sumamos que tardamos más en excitarnos entonces podremos responder muchas cuestiones sobre el tema del sexo.
Hacer el amor es más que un intercambio de fluidos corporales. A mí siempre me ha gustado hablar con mi pareja, compartir lo que me gusta o disgusta e igual él, y esto hace que nos conectemos más como pareja. Por lo que creo que este es el principal ingrediente de todo acto sexual, la comunicación.
Cómo disfrutar más del sexo
De nada sirve hablar de posturas o afrodisíacos si no compartimos con él o ella lo que está funcionando y lo que no. Ahora sí, entramos en el tema del aumentar el placer femenino, así que toma nota.

Posiciones sexuales
Procura posturas donde tú lleves el ritmo y el control, no tanto para que te vuelvas una dominatriz, sino porque es más fácil que de esta manera no sientas dolor con una penetración profunda o sorpresiva y así ambos disfrutarán del sexo.

Juego previo
Relájate, disfruta y pídele a tu pareja que te dé el tiempo de ponerte en su misma sintonía. Los juegos previos como besos, caricias, sexo oral y demás variedad te dejarán lista para una penetración mucho más suave.


Juguetes sexuales
El uso de juguetes o demás condimentos está permitido, siempre y cuando te sientas cómoda y de acuerdo. Nunca hagas nada sólo por complacer o a la fuerza, pero eso sí, también tómate el tiempo de experimentar junto a tu pareja cosas que a ambos agraden y beneficien su relación.


Relajarse

Nuestro cerebro es el principal órgano sexual así que libera tu mente por completo al tener sexo. Muchas veces a las mujeres nos cuesta desconectarnos un rato de las tareas y estamos pensando en qué hacer de comer, la ropa que tenemos que lavar o el porte que hay que entregar, todo esto mientras nuestros hombres se esmeran en vano, pues no hay algo más antisexy que el que nuestra pareja esté en otro canal durante el acto sexual.
Así que ya lo sabes, comunícate con tu hombre, experimenta, relájate y disfruta, ¿te parece?

ACARÍCIAME...ÁMAME SIEMPRE


5:30 a.m. Me despierta una luz. Él está mirando el móvil, no puede dormir. La pasada noche fue algo rara…preocupaciones. Cosas normales. Tardé en dormirme, no soporto que esté preocupado, no sé qué hacer ni que decir que le reconforte.

Se da cuenta de que estoy despierta y se acerca a mi cuerpo. No me dice nada, casi ni buenos días, pero lo dice todo; se aprieta contra mí, fuerte. En nuestro código particular me dice “estoy aquí cariño, como siempre, nada ha cambiado entre nosotros”. Me acaricia, me erizo entera, me acaricia, me erizo…pasa una mano muy suavemente por todo mi costado derecho y nota como tengo la piel de gallina. El muslo, la cadera, la entrepierna, el costado…suave, muy suave. Llega al pecho derecho, me lo cubre entero con su mano y la deja ahí un ratito. Me giro hacia él y continúa con el costado izquierdo: muslo, entrepierna, cadera, cintura, pecho. Me coge el pezón y lo aprieta un poquito mmmmmmmmm, aprieta más y empiezo a sentir la humedad acumulándose en mi vagina y las ganas de tener dentro esa erección que estoy acariciando con mi mano. La ropa empieza a desaparecer y la excitación aumenta. Enseguida se sube encima de mí y poquito a poco invade mi vagina, poco a poco, haciéndome disfrutar de todo su deseo. Me penetra profundamente y ya siento la llegada inminente de mi primer orgasmo. Me dejo llevar para que fluya libremente y me libere de la tensión. Seguidamente juega con mi vagina, con la punta de su pene acaricia la entrada de mi cuevita, más despacio, más rápido “vas a hacer que me corra otra vez, cariño”  me contesta con esa voz ronca y varonil, que me vuelve loca “ya sabes que es lo que quiero, córrete otra vez  para mí, nena” Me penetra nuevamente de forma profunda y vuelvo a sentir otra oleada de placer. Noto que va a terminar, quiero quedarme quieta para disfrutar de su orgasmo, quiero aguantar sin correrme de nuevo, pero no puedo, me resulta tan irresistible que exploto de nuevo y Él, conmigo. Ya relajados, le devuelvo todas las caricias que me ha regalado y durante media hora, me dedico a decirle con las manos lo mucho que le quiero.

Buenos días a tod@s.

Ella.

miércoles, 20 de febrero de 2013

PASIÓN A PRIMERA HORA


Esta mañana, Ella se levantó de la cama un poco antes que yo para ducharse e ir a trabajar, como yo normalmente cuando  se despierta, también lo hago, me levanté para ver que hacía. Estaba en la cocina empezando a prepararse el café, me acerqué por detrás y le di un beso muy suave en los labios, al cual Ella respondió con otro, muy intenso y apasionado, mostrando sus ganas de volver a la cama, y al  momento nuestras lenguas estaban jugando entre sí.
Seguimos besándonos en la cocina y mis manos ya ansiosas de deso, comenzaron a acariciar su cuerpo por encima del vestido, Ella no hacía nada, solo besarme y temblar de pasión y anhelo sexual. Mis manos apretaron sus nalgas pegando su cuerpo contra el mío donde pudo sentir que mi bulto estaba ya muy duro, me excitaba mucho la situación, seguimos besándonos y yo pasé a acariciar sus tetas por encima de la fina tela, estaban duras y se notaban su pezones, bajé de nuevo mis manos y comencé a meterlas por debajo del vestido acariciando sus piernas hasta llegar a sus nalgas donde metí las manos por los lados de sus braguitas. Ella  acariciaba mi espalda, besaba mi cuello y mis orejas despacito, cuando notó que intentaba acercarme desde atrás con mi dedo hasta su raja, se acercó a  mi oreja y me dijo: Estoy toda mojada como si fuera la primera vez que me metes mano, le di un beso en la boca y le respondí, pues eso es lo que más me gusta del mundo, y puse mi mano en su coño por encima de las bragas pudiendo notar que era verdad lo que decía, su prenda íntima estaba empapada, ella soltó un gemido y buscó con su mano mi paquete acariciándolo sobre el pantalón e intentando liberarlo.
Yo quité mi mano de allí y comencé a bajarle el vestido y la fui desnudando hasta poder ver sus tetas, que me vuelven loco, cuando lo hice comencé a pasar mi lengua desde su base hasta llegar a su pezón y cuando lo tocaba notaba como se retorcía, estaba realmente muy caliente y a mí me estaba poniendo más todavía.
Estuve largo rato chupando sus pezones y mientras lo hacía metí mi mano entre sus piernas acariciando su coño de arriba abajo lo cual agradecía soltando más jugos, quité del todo su vestido y bajé sus bragas, quería tenerla completamente desnuda, Ella también quitó mi camiseta y bajó mi pantalón de pijama quedándome solo con los boxers, que también estaban manchados de líquidos por mi excitación. En un abrir y cerrar de ojos pasamos de la cocina a la habitación donde la tumbé en la cama y me puse encima de Ella comenzando a besar todo su cuerpo desde su boca hasta sus pechos, su vientre, subía con mi lengua lamiendo el interior de sus muslos y cuando llegué hasta su rajita cerró las piernas, intentando resistirse para aguantar un poco más el orgasmo inminente. Separé un poco sus muslos y comencé a comérmelo despacito, cuando llegué hasta su clítoris puse mis labios sobre el, lo apreté con la punta de mi lengua y Ella tuvo su primer orgasmo.
Cuando se recuperó me quitó la ropa y luego se subió encima de mi acomodándose sobre mis piernas. Tomó mi pene con su mano y comenzó a masturbarme. En ese momento volví a sentarme,  y besé sus tetas, chupando sus pezones. Me tomó por los hombros y me tiró otra vez en la cama, y cogiendo mi  pene lo colocó en su vagina. Puso sus manos sobre mi pecho y comenzó a acariciarme al tiempo que empezó a cabalgar sobre mí. Yo la cogí por las caderas y la apreté con fuerza,  transmitiéndole el deseo y la excitación que me transmitía. Seguía cabalgando a toda velocidad, gimiendo y retorciéndose de placer. En esta postura alcanzó unos cuantos orgasmos, hasta que de pronto, sentí que iba a correrme y se lo dije,  Ella retiró mi pene de su vagina y se agachó acercando sus tetas, en ese momento descargué todo mi chorro de semen sobre sus pechos y su barriga brillantes por el sudor de aquella cabalgata infernal,  su mano seguía sosteniendo mi polla que aún estaba eyaculando el poco semen que quedaba dentro de mí. Al sentir el líquido tibio sobre su piel, soltó mi pene y con sus manos, esparció mi leche por todo su cuerpo, obligándonos a meternos en su caso, otra vez en la ducha… Cualquier día… llegamos tarde al trabajo.