G + Followers

sábado, 30 de marzo de 2013

INSOMNIO SEXUAL

Esta noche, me desperté al poco rato de dormirnos, habíamos estado haciendo el amor cuando nos metimos en la cama, pero parece que mi polla no había tenido bastante, porque me desperté con una erección considerable. Desperté a mi chica bajándole las braguitas y bajando muy suavemente lamiendo sus piernas, empecé a chupar su jugoso coño, Ella empezó a gemir y a retorcerse, entre una mezcla de protesta por despertarla y gemidos de placer, yo saboreaba su vagina, que cada vez más húmeda, me ofrecía los mejores jugos, cuando Ella me empezó a suplicar que se la metiera, me incorporé y se la metí hasta adentro de un solo empujón haciendo que soltara un gritito de placer. Después de un buen rato con el mete y saca me detuve y volví a chuparle la rajita, cuando me detenía en su clítoris Ella se estremecía, y yo volvía a restregar mi lengua pasando por su agujerito del culo. En una pausa, la giré despacio sobre la cama, abrí las piernas y volví a su coño saboreando cada gota de flujo que su vagina me ofrecía, con mis manos recorría su cuerpo, me detenía en sus tetas apretándolas suavemente, acariciando sus pezones que estaban ya durísimos.

Cambiamos de postura y Ella se puso encima de mi haciendo un 69, comenzó a chupar mi pene mientras yo seguía dedicado a su coño y a su culo, me agarraba la polla y me la chupaba con fuerza casi hasta provocarme el orgasmo. Para evitar que me hiciera correrme y aprovechando sus flujos vaginales le metí los dedos en el ano, este cedía fácilmente con esa lubricación, así que empecé a moverlos dentro, Ella se volvió hacia mi y entre jadeos me gritó ¡¡fóllamelo¡¡”me puse detrás cuando se puso de rodillas sobre la cama y se la apunte en su agujero, empujé mi polla despacio, notaba como su culo se abría para dejar paso a mi glande, la sensación era fantástica, ’’sigueeeee, dame más no pareeesss, métemela hasta el fondo mmmmmmmm, quiero mássssssssssssss’’, gemía Ella mientras se retorcía de placer y explotaba retorciéndose en un orgasmo interminable, el cual encadenó con otro simultaneo y que con sus movimientos hizo que mi polla se saliera de su culito, en ese momento se dió la vuelta y se metió todo mi pene en la boca dedicándose a hacerme una mamada increíble que estuvo a punto de hacerme correr en su garganta.

Me aparté como pude sacándosela de la boca, a lo que Ella protestó débilmente y subiéndome encima, cara contra cara, la penetré hasta el fondo comenzando a follármela con fuerza, pasé una mano por debajo de su cuello y busque su boca con
ahínco a la vez que deslicé mi mano entre nuestros vientres y le toqué el clítoris mientras se la metía y sacaba sin parar.
De repente Ella, dejando de besarme y comenzó a arañarme fuertemente la espalda y los brazos y a apretarme muy fuerte hacia si, a la vez que gemía con fuerza moviendo su cuerpo de manera desenfrenada gritando: ¡¡‘’me corro cariño, me corro muchooooo, no pares, fóllame y córrete conmigo’’!! , y cumpliendo sus deseos, aceleré el ritmo de mi follada y llegamos juntos al orgasmo dejando su coñito muy lleno de leche calentita.

Me dejé caer de costado a su lado, agotado, mi brazo pasaba por debajo de su cuello abrazándola contra mí, cuando me dijo, te Amo tesoro mío, te adoro con todas mis fuerzas, y apretando su culito contra mi miembro, se quedó dormida como un ángel, yo seguí despierto, contemplando la mujer maravillosa que tengo y que descansaba a mi lado llena de felicidad y satisfacción, hasta que me quedé dormido con esa preciosa vista en mi retina.


Ella y Él

2 comentarios:

  1. A mí sólo me despierta para darme por culo el puto despertador!
    Ains..yo sí que paso noches de insomnio, pero nada que ver con esto, nada que ver.
    Enhorabuena a ambos

    ResponderEliminar
  2. Termináis las vacaciones también como las empezasteis corazones, no hay nada como el sexo de calidad cuando uno no puede dormir, así me gusta EL tu siempre aprovechando el tiempo. Lo que más me gusta de vuestros encuentros es que cada uno tiene tanta intensidad...como sí fuera el primero o el último. Un beso

    ResponderEliminar

Comentar